Yen no atrae al mercado local
Enviar
Yen no atrae al mercado local

La gran volatilidad y el riesgo que hay que asumir generan pocas inversiones en instrumentos denominados en esta moneda

Betzi Villalobos
[email protected]  

Pese a que el fortalecimiento de la moneda nipona ha sido noticia en todos los mercados del mundo, donde los inversionistas buscan sacar provecho de esta situación, en Costa Rica el interés por inversiones denominadas en el yen es muy poco.
En los últimos meses esta moneda ha logrado fortalecerse frente a las principales divisas internacionales en forma importante. Ejemplo de ello es la apreciación de 11% que en tan solo cinco meses tuvo contra el dólar estadounidense.
Sin embargo, su alta volatilidad, el elevado riesgo que hay que asumir y la hora de cierre del mercado japonés han generado que las inversiones financieras en esta moneda no tengan un mayor desarrollo en el país.
“La cultura del inversionista costarricense no es inclinarse por opciones muy riesgosas, razón por la cual estas alternativas no se acoplan mucho al mercado nacional”, afirmó Paulo Valerín, Forex trader de Banco Improsa.
Adicionalmente, no todos los puestos de bolsa le dan seguimiento a la moneda y la falta de conocimiento de esta alternativa por parte de los inversionistas no genera interés en este tipo de inversión.
“Esta es una moneda muy utilizada a nivel internacional, desconozco la razón principal de que en el mercado nacional no se utilice, no obstante, se puede convertir en una atractiva opción para un importador o exportador de productos denominados en yenes, quienes podrían sacar provecho a las fluctuaciones de esta moneda”, afirmó Juan Manuel Tirado, asesor financiero.
Por otra parte, algunos especialistas del mercado internacional mencionan que el fortalecimiento del yen se va a revertir en el corto plazo, por lo que comenzaría a perder atractivo.
“Los aspectos fundamentales de la economía nipona no dan señales de mejoría por el momento, por lo que esta tendencia de apreciación del yen contra otras divisas tiene sus días contados”, afirmó Rainier Saballos, analista de mercados internacionales de CAMMB.
Además, las últimas informaciones dadas a conocer por las autoridades monetarias de este país, señalan una estabilidad en la tasa de interés, la cual se encuentra en un 0,5%, así como también la reducción del valor de la moneda.
El lunes pasado con un dólar se compraban 109,67 yenes, mientras que a mitad de la semana, el dólar se cotizaba a 111,08 yenes.
Estos movimientos han originado que mundialmente esta moneda empiece a identificarse como un barómetro para medir el apetito de los inversionistas por el riesgo.
Una de las estrategias más utilizadas es el carry trade, que consiste en endeudarse de manera barata en la moneda nipona y luego invertir ese dinero en títulos o divisas de países con retornos más altos.
Así por ejemplo, un carry trade popular es pedir prestado en Japón, cuya tasa de interés de referencia está en 0,5%, e invertir en Australia, que tiene una tasa de interés de 6,75%.

Ver comentarios