Yellen equilibrará confianza y cautela ante panorama incierto
Dos semanas después de que los funcionarios indicaran que las tasas de interés podrían subir a menor ritmo que lo estimado antes, economistas e inversores tratarán de calcular la disposición de Yellen a postergar un endurecimiento en la reunión de marzo. Bloomberg/La República
Enviar

 Janet Yellen se prepara para caminar en la cuerda floja.
Cuando la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos se dirija esta semana a los legisladores en Washington, tendrá que alcanzar un equilibrio entre transmitir confianza en la economía interna y admitir el aumento de los riesgos externos.
Dos semanas después de que los funcionarios indicaran que las tasas de interés podrían subir a menor ritmo que lo estimado antes, economistas e inversores tratarán de calcular la disposición de Yellen a postergar un endurecimiento en la reunión de marzo.
En momentos en que la turbulencia del mercado financiero genera incertidumbre respecto de las perspectivas, los precios de la energía deprimen la inflación y el Banco Central Europeo prepara un aumento del estímulo que podría fortalecer el dólar, la probabilidad implícita en el mercado de que haya un incremento de la tasa de interés el mes próximo ha declinado a 10%, mientras que era de más de 50% a principios de año.
Las autoridades, entre ellas el vicepresidente Stanley Fischer, han advertido que aún es prematuro decidir sobre el siguiente paso.
“No creo que debamos esperar que Yellen tire la toalla en relación con un aumento en marzo”, dijo Thomas Costerg, economista para Estados Unidos de Standard Chartered Bank en Nueva York.
“Podría hacer hincapié en los aspectos positivos de la economía estadounidense, en especial en la fortaleza del mercado laboral. Podría sonar más prudente, y es probable que destaque que los aspectos negativos corresponden en su mayor parte al plano externo y que observan con atención el panorama global”.
Está previsto que Yellen se presente ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el miércoles y que al día siguiente se dirija a la Comisión Bancaria del Senado.
Tendrá pruebas que respaldarán la opinión de la Fed de que el mercado laboral se mantiene fuerte y los salarios comienzan a crecer.
Los funcionarios han moderado su posición desde que la Fed subió las tasas de interés en diciembre por primera vez en casi una década y se han dado a conocer pronósticos que indican que la mediana de las estimaciones de los funcionarios es de un endurecimiento de la política de 1 punto porcentual en 2016, seguramente dividido en cuatro incrementos de un cuarto de punto.
 


 



Ver comentarios