Enviar
Yanquis soportaron socollón
Sin embargo el Este de la Americana se puede incendiar en setiembre

Mientras esperaban a que Alex Rodríguez conectara su jonrón número 600, sus compañeros yanquis se presionaron más que su pelotero y dejaron escapar una ventaja de seis partidos sobre los Rayos de Tampa, que les dieron caza e incluso los rebasaron por medio juego en la cima del Este del nuevo circuito.
Los Medias Rojas de Boston, el rival tradicional de los Mulos, se perdían en la mitad de la tabla a nueve juegos de diferencia, igual que iban cayendo por lesiones varias de sus principales figuras: Varitek, Martínez, Youkilis, Pedroia, Cameron y Ellsbury. Demasiado drama en el Fenway Park y el piloto Terry Francona sin poder “jalarse los pelos”, porque no tiene.
El pasado viernes, después de que Boston con algunos de sus jugadores recuperados derrotó a los Yanquis, las posiciones decían que los Bombarderos del Bronx eran líderes, un juego arriba de Tampa, pero solo a cinco de Boston y el Este era un infierno.
Sin embargo, el fin de semana fue generoso con los Bombarderos del Bronx, que, guiados por C.C. Sabathia tomaron revancha de los calcetines rojos y los doblegaron el sábado, para evitar que se arrimaran a solo cuatro juegos de distancia, y lo mejor para Joe Girardi y su clan, los Rays de Tampa se derrumbaron toda la semana anterior y han perdido cinco juegos en fila, para estar ahora más lejos de los mimados del Bronx, que anoche cerraban la serie de tres juegos ante Boston.
En otras palabras, si anoche ganaron los Yanquis, se ponían a seis juegos de Boston y a dos y medio de Tampa, gran forma de sacudirse del socollón que amenazaba con desalojarlos de la punta del Este americano.
Claro, falta aún mucho camino por recorrer aunque ya estamos prácticamente a un mes y medio de que termine la temporada regular de 162 partidos para cada equipo. La mayoría de las novenas suma 110 partidos hasta ayer.
¿Cómo puede arder en llamas el Este?
Faltan dos series entre estos tres equipos.
Los Yanquis se van a enfrentar con Tampa en seis partidos; tres como local y tres como visita e igual le faltan seis juegos contra Boston, los tres últimos en el parque de los calcetines colorados, que podría ser una serie de trámite o una determinante.
Por su parte, a Tampa le faltan seis partidos contra Boston, tres de local y tres de visita, de manera que mucho puede cambiar en el Este de la Americana, aún dominado por los Bombarderos.
Repasando las estadísticas de la Liga Americana hasta la noche del viernes, estos tres equipos que se pelean el honor de ganar el Este, no cuentan precisamente con muchos de sus jugadores en los cuadros de honor.
El promedio de bateo lo encabeza Josh Hamilton de Texas con .357, lo sigue Justin Morneua, una de las jirafas de los Mellizos con .345; de tercero Miguel Cabrera de los Tigres con .344; cuarto Adrián Beltré de Boston .334 y solo de quinto surge Robinson Cano de los Yanquis con .329.
No hay bateadores de Boston y Tampa entre los más distinguidos.
Si pasamos al departamento de jonrones, de estos tres equipos solo el “Papi”, David Ortiz de Boston está entre los cinco primeros con 24 vuelacercas. El líder es José Bautista de Toronto con 34; le sigue Paúl Konerko de los Medias Blancas con 27; Miguel Cabrera suma 26 y Josh Hamilton de Texas, igual que Ortiz, 24.
En carreras empujadas sí figuran dos caras de los Mulos: Alex Rodríguez con 88 enviados al plato y Mark Texeira con 83. El líder es el felino Cabrera, candidato a jugador más valioso de la temporada con 93. Nadie de Boston o Tampa está entre los más productivos.
Pasando al “pitcheo”, punto determinante en la disciplina del deporte rey, pues es muy difícil campeonizar sin buenos lanzadores, el líder en juegos ganados es David Price de Tampa (hasta el viernes) con 14 triunfos, pero hay dos yanquistas en la nómina principal: C.C. Sabathia y Phil Hudges con 13 triunfos. De Boston, nada, y en efectividad, el zurdito Clif Lee ahora con Texas es líder con 2.44; finalmente aparece un bostoniano, Clay Buchholtz con 2.66; de Tampa, David Price con 2.82 y el zurdo yanquista, Andy Pettitte, que tenía 2.88 de efectividad antes de lesionarse.
Para dicha de los fanáticos de los Mulos, ya se anunció la reaparición de Andy para finales de este mes.
¿Qué necesitan estos tres equipos para ganar la División?
Los Yanquis tienen que mejorar en lanzamiento, el único sólido es Sabathia; Hudges suma buenos números pero no tuvo un buen mes de julio y Burnett es impredecible. Le están bateando duro; el brazo de Javier Vázquez está en duda y fue pasado el viernes a revisión médica. La gran noticia es que retorna Pettitte. Urgen los bombarderos que despierte el bate de Teixeira, porque el poder se ha recargado en Cano.
Tampa se hundió la semana pasada, cinco derrotas en fila; eso sí, cuenta con un cuerpo de lanzadores espectacular liderado por David Price pero bien acuerpado por Matt Garza, Andy Sonnastine, Jeff Niemann, Dan Wheeler y Wade Davis y un cerrador de lujo: Rafael Soriano.
En cuanto a Boston, sin duda que las lesiones le tiraron a Francona la temporada al piso, pero aún hay tiempo de reponerse. Los Medias Rojas tienen lanzadores de lujo: Beckett, Lester, Wakefield, Buchholtz, Matsuzaka y el gran cerrador Papelbon, que podrían llevar la carga de la novena mientras despiertan los cañones de Martínez, Ortiz, Beltré, Drew y Cameron y con ello, incendiar setiembre.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios