Enviar
Y ahora a pedir “cacao”
Tiger Woods depende de una elección a dedo, para disputar la Ryder Cup

Cambia, todo cambia, dicta la canción y eso se aplica ahora a Tiger Woods, quien después de pasearse en el olimpo del golf mundial viene en caída libre desde su lío por faldas del año pasado.
Lo último es que Woods, debido a su bajo rendimiento en los campos de golf, quedó fuera del equipo estadounidense que disputará la Ryder Cup una semana después de su espantosa actuación en Ohio donde un aficionado le gritó “Tiger, retírate del golf. Estas terminado”.
Ahora Woods, quien, increíble, todavía es el número uno de este deporte en el mundo, depende de que el capitán de dicho equipo, Corey Pavin, lo cite por la vía del dedo.
Pavin, quien tiene derecho a girar cuatro invitaciones, dejó entrever que está considerando convocar a Woods, aunque no aclaró si al final lo llamará. “Va a ser mi decisión si lo convoco o no”, aseguró Pavin.
Woods ha mostrado interés en jugar este torneo, que se disputará a principios de octubre (del 1º al 3), al expresar que “siento que mi juego es un poco mejor que la semana pasada”, comentó Tiger después del último grande de la temporada.
Pavin deberá anunciar su decisión el próximo 7 de setiembre. De acuerdo con las reglas del equipo estadounidense, los ocho mejores jugadores según la lista de puntos de la Ryder Cup hasta el final del Campeonato de la PGA serán los que participen en la cita que tendrá lugar en Gales.
El equipo estadounidense que ya tiene a sus ocho mejores, está encabezado por el ganador del Masters, Phil Mickelson. Los otros jugadores son Jim Furyk, Dustin Johnson, Matt Kuchar, Hunter Mahan, Phil Mickelson, Jeff Overton, Steve Stricker y Bubba Watson. De estos solo los dos primeros suman ocho y siete participaciones en esta competencia, mientras que Mahan y Stricker sumarán su segunda y los demás son debutantes; de ahí la creencia de que para sumar experiencia Pavin convocará a Woods.
Hasta el momento Tiger solo había quedado fuera de esta Copa por lesiones, como sucedió en 2008, cuando se perdió por primera vez esta competencia bianual, desde su debut en ella en 1997.
Tiger sigue siendo duda en el campo después de su desastrosa actuación en el Bridgestone Invitational, en Ohio, donde finalizó su actuación a 18 golpes del puntero y en el puesto 78 entre 80 participantes.

Fuentes: as, rtve.es y marca.com
Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios