Foto 1
Enviar

 Una propuesta de la Reserva Federal para hacer más seguro el sistema bancario podría terminar por obligar a los mayores bancos de los Estados Unidos, entre ellos JPMorgan y Citigroup., a obtener $550 mil millones más en el mercado de bonos para 2019, advierten analistas y grupos de presión de Wall Street.
La estimación de la firma de análisis CreditSights equivaldría a más de cuatro veces la cantidad de bonos que la Fed pronosticó en octubre que tendrían que vender las compañías financieras para cumplir con las exigencias.
El tema se encamina a convertirse en el último enfrentamiento entre Wall Street y los organismos reguladores que buscan evitar una repetición de la crisis financiera de 2008.
Los bancos han logrado convencer a las autoridades de flexibilizar otras propuestas destinadas, por ejemplo, a aumentar la deuda bancaria en relación con el capital.
De todos modos, la posibilidad de que los organismos reguladores no modifiquen las reglas sería tan negativa que inversores y bancos no deben ignorarla en este momento, dijo Rebecca Cummins, una administradora de dinero en Santa Fe, Nuevo México, de Thornburg Investment Management, que gestiona $65 mil millones.
“El mercado tiene esperanzas de que el lenguaje no sea tan restrictivo como piensan los inversores. En lo que respecta a nosotros, consideramos que hay que esperar hasta ver cuál es el plan de la Fed”, dijo Cummins. La Fed espera comentarios sobre la disposición y el grado de carga que impondría.
Las reglas de la Fed, que se propusieron a fines de octubre, están destinadas a asegurar que serán las acciones y los tenedores de bonos de un banco en problemas los que tendrán a su cargo el rescate, y no el dinero de los contribuyentes.
Los grupos de presión dicen que instan a la Reserva Federal a cambiar una disposición que los preocupa y que ven la propuesta actual como la peor de las opciones.
De mantenerse la disposición sin cambios, los bancos podrían tener que pagar más para financiar sus operaciones, y los precios del mercado de uno de los sectores de bonos de mejor desempeño de los Estados Unidos en 2015 podrían caer en 2016.
“Es algo que le planteamos a la Fed cada vez que podemos, ya que es un problema tan grande que pone nerviosos a muchos”, dijo Wayne Abernathy, un lobista de la Asociación de Banqueros de los Estados Unidos (ABA, por la sigla en inglés) en Washington.
 

Ver comentarios