Enviar
Profesionales se desplazan cada vez más en avioneta o helicóptero para hacer negocios dentro del país
Vuelos locales crecen por demanda de ejecutivos

• Auge inmobiliario y bancario fuera del Valle Central es el empuje de los vuelos internos
• Cinco helicópteros sobrevolaban el país en 2006, hoy en día ya suman 30
Danny Canales
[email protected]

El aumento de los negocios fuera del Valle Central ha convertido los vuelos domésticos en una herramienta imprescindible para los ejecutivos.
Cada vez con más frecuencia el personal de las grandes empresas nacionales y foráneas está dejando el carro en la cochera para trasladarse en avión o helicóptero a sus tareas cotidianas.
Los registros de las aerolíneas apuntan a que el mercado doméstico de vuelos ejecutivos creció un 35% en los últimos dos años, mientras la proyección es aún más alentadora.
Profesionales relacionados al sector inmobiliario como ingenieros, arquitectos y abogados son los que más recurren a los desplazamientos vía aérea, según reportan las aerolíneas.
Sin embargo otros sectores han venido explorando el transporte aéreo como herramienta de trabajo, tal es el caso de los bancos, sobre todo para el transporte de valores, y el de las empresas de bienes raíces para fotografiar propiedades que desean vender o comprar.
Los destinos de mayor demanda actualmente son Liberia, Tamarindo, Golfito y Quepos, aunque Palmar Sur también ha tenido un movimiento interesante en los últimos meses.
“El crecimiento de la demanda de vuelos por parte de los empresarios va de la mano con el desarrollo que están registrando las zonas costas”, aseguró Juan Manuel Alonso, gerente comercial de Aerobell.
Pero, ¿cuáles son las razones que llevan a los ejecutivos a inclinarse por el transporte aéreo? “Cada vez hay que trabajar con mayor rapidez”, explica Leonardo Feinzaig, abogado de la firma Feinzaig, Scharf & Van Der Putten.
El abogado justifica que el vuelo a Liberia, donde debe viajar con frecuencia para atender la oficina que abrió su bufete en ese cantón guanacasteco, tarda 40 minutos, mientras que por tierra no baja de tres horas y media.
La comodidad y el mayor aprovechamiento del tiempo son, por su parte, las razones por las que los abogados del bufete Facio y Cañas prefieren viajar en avioneta.
“Al desplazarse a Guanacaste por tierra se pierden ocho horas que pueden aprovecharse si se viaja en avioneta”, comentó Ernesto Hut, gerente de Facio & Cañas.
En cuanto a costo, los profesionales coinciden en que sale muy parecido desplazarse por aire que por tierra, pues, si bien el del boleto aéreo es caro, al volar se ahorra combustible, mantenimiento de vehículo y viáticos de hotel y alimentación, pues se puede regresar el mismo día.
La seguridad es otro punto a favor que consideran los profesionales al trasladarse en avioneta pues, según dicen, las vías nacionales presentan una deficiente señalización, un relieve muy quebrado y casi siempre están saturadas de autos.
Cautivar este incipiente mercado ha desatado una fuerte competencia entre las compañías que ofrecen vuelos al interior del país, esto se ha traducido en una gama de paquetes y alternativas.
Actualmente siete empresas de transporte aéreo doméstico ofrecen desde vuelos itinerados hasta viajes chárter en avioneta y helicóptero, y ya no solo dentro del país, sino también hacia Centroamérica, el Caribe y Miami.
Entre las promociones que ofrecen las aerolíneas locales sobresalen tarifas especiales para ejecutivos, Internet gratis en las terminales, facilidades para el “check in” y vuelos privados con alimentos, bebidas y entretenimiento a bordo.
La primera aerolínea en lanzar paquetes diferenciados para ejecutivos fue Aerobell —solo ofrece vuelos privados tanto en avionetas como en helicópteros— los cuales van de acuerdo con las necesidades de cada cliente.
“Los vuelos incluyen alimentos gourmet, bebidas al gusto de los clientes y entretenimiento a bordo”, explicó Alonso.
Por su parte, las empresas comerciales no se quedan atrás y han lanzado al mercado nuevos productos con el propósito de hacer más fácil la vida de los empresarios.
Por ejemplo, Sansa abrió un centro de conexiones en el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, mediante el cual realiza vuelos a otros destinos sin necesidad de pasar por San José.
“Si un ejecutivo que está en Liberia necesita cerrar un trato en Golfito, nosotros podemos llevarlo de forma directa”, explica Mario Zamora, gerente de Sansa.
Nature Air, a su vez, lanzará este mes un plan ejecutivo mediante el cual ofrecerá tarifas especiales, “check in” especial, Internet inalámbrico, descuentos en hoteles, rent a car y la revista que publica la compañía.

“El paquete ejecutivo incluye las principales necesidades planteadas por nuestros clientes”, explicó Lissette Acosta, directora de Mercadeo de la aerolínea.
Entre tanto, Aero Paraíso ofrece seguro internacional a sus viajeros y le da seguimiento al vuelo informando de la salida y la llegada a la empresa para la que trabajan sus clientes, informó Roxie Díaz, gerente de Mercadeo y Ventas de la compañía.
La creciente demanda de vuelos ejecutivos, a su vez, ha sido la tabla de salvación de las compañías de taxi aéreo, pues llegaron a solventar la caída de clientes que registra ese sector.
Este mercado había mermado con la apertura del aeropuerto de Liberia, pues al llegar las aerolíneas directamente a Guanacaste habían caído los vuelos entre el Juan Santamaría y el Daniel Oduber, explicó Francisco López, gerente administrativo de Aviones Taxi Aéreo.

















Ver comentarios