“Volvemos como una revancha”
El grupo Mägo de Oz ofrecerá un concierto de dos horas cuarenta minutos. Cortesía Interamericana de Producciones/La República
Enviar

ENTREVISTA

“Volvemos como una revancha”

Txus di Fellatio, integrante de Mägo de Oz, habló con Magazine del concierto que harán en el país y la trayectoria del grupo

Los integrantes del grupo español Mägo de Oz volverán al país como una revancha: hacer el tan esperado concierto ante sus seguidores ticos que hace dos años vieron truncado.
Jesús María Hernández, mejor conocido como Txus di Fellatio, letrista y baterista de la banda, conversó con Magazine sobre el concierto que tienen preparado y el reto que significó hacer su disco “Ilussia”.

Hace dos años de su última visita al país y un concierto frustrado, ¿tiene un sentido más especial este encuentro con los ticos?
Volvemos como una revancha. Hace dos años estábamos en el hotel en Costa Rica cuando nos llamó nuestro manager y nos dijo que el concierto estaba suspendido porque el empresario no había cumplido con los requisitos técnicos; no se podía hacer porque no había un equipo de sonido profesional para que la gente que había pagado por el concierto lo escuchara como se merecía, con una mínima garantía de calidad.
Para nosotros fue muy doloroso, con todas las amenazas que nos hizo ese empresario, claro, un empresario pirata de estos que viven de engañar al público haciendo conciertos, y va haciendo trampas.
Nosotros después de tantísimos años en Costa Rica, volvimos a hablar a nuestro empresario de toda la vida, con el que hemos trabajado siempre y dijimos: “Oye, nos tienes que llevar de aquí a muy poquito”, y justamente la semana pasada llegamos a un acuerdo para volver. Entonces para nosotros este concierto es una pequeña revancha.

Su nuevo disco, Ilussia, gira en torno a un circo abandonado. ¿Por qué esta temática?
El circo siempre me pareció desde pequeñito una institución muy decadente, una expresión artística fuera del tiempo, el circo a finales del siglo XVIII y XIX tenía un sentido, era el YouTube de la época, donde tu podías ver todos los animales, las fieras, incluso gente deforme, era una ventana para asomarte al mundo extraño, mágico. Pero en el siglo XXI un niño de ocho años es muy difícil que le sorprenda ver una jirafa esquelética dando vueltas sobre un redondel, porque ellos tienen una ventana mágica que se llama Internet y Playstation. Entonces el circo está compuesto por gente muy decadente, gente que no ha sabido evolucionar y a mí me llama la atención que hoy día haya gente que ponga como propuesta artística el circo, algo que creo está abocado a la desaparición o a como puede ser que desemboque en una propuesta de circo del siglo XXI como el Circo del Sol.
La historia del show entonces surge de dos hermanos que están jugando al escondite; mientras el hermano cuenta, la niña se está escondiendo pero se desorienta por unas luces, que se convierten en un payaso, uno enigmático, que le enseña un circo abandonado que hay en una explanada, está maldito, y el payaso lo que quiere es captar su inocencia.
Creo que es una propuesta muy interesante porque Mägo de Oz en cada disco siempre tiene una historia, son como pequeñas películas, novelas, en la que alternamos literatura y música.
En el espectáculo mezclamos música, cine en 3D. La primera parte del circo dura una hora y veinte, luego volvemos a subir al escenario a toca “Fiesta pagana”, “Molinos del viento”, es decir todas las rolas que nos han hecho famosos durante mucho tiempo.
El show dura dos horas y cuarenta minutos.

Ustedes se mantienen como unos irreverentes con sus letras y atrevidos en sus propuestas musicales.
Yo que soy en este caso el letrista, intento alternar poesía, literatura, con letras más ácidas, irreverentes, creo que la vida es un poco buscar ese equilibrio. Intento que en Mägo de Oz siempre sea todo nuevo.
Hay una canción que se llama “Pasen y beban” en la que decimos que ha llegado el circo a nuestra ciudad, que son los políticos los payasos, esa canción en España no ha gustado mucho, porque les ponemos las visas de payasos al presidente Mariano Rajoy y a muchos otros políticos que están ahora en la cárcel por robar al pueblo.

Lanzar un décimo cuarto disco son palabras mayores, ¿cuál ha sido el mayor reto para mantener vigente a Mägo de Oz?
Después de 27 años de carrera, creo que el mayor reto fue cuando tuvimos que tomar la decisión de prescindir de nuestro anterior cantante (José Andrëa) y contratar a Zeta (Javier Domínguez).
Creo que ahí fue un antes y un después, porque el grupo corría peligro de desaparecer, el paciente por buscar esa analogía, estaba en coma, entubado, tenía muchas posibilidades de morir, entonces lo que hicimos fue extirpar todas las células cancerígenas que estaban afectando al paciente, y ahora con un nuevo cantante, nuevo teclista, nuevo bajista, después de extirpar lo que creíamos que hacía mal. Gracias a Dios el grupo ha renacido.
El disco anterior fue disco de oro y ahora este disco va por el mismo camino. Estamos encantados de que el paciente esté con salud y llevando una vida plena.

Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR


Ver comentarios