Vin Diesel, un tipo duro con las emociones a flor de piel
Internet / La República “Furious 7”, debuta en la cartelera este fin de semana en Estados Unidos, con un sabor a despedida.
Enviar

CINE

Vin Diesel, un tipo duro con las emociones a flor de piel

Vin Diesel vive estos días una montaña rusa de emociones que refleja en su rostro de tipo duro al que se le ablanda el gesto cuando se le felicita por su reciente paternidad, y se le pierde la mirada al recordar a su amigo Paul Walker, cuya muerte precipitó el fin de la saga “Fast and Furious”.
El último capítulo de esta franquicia, “Furious 7”, debuta en la cartelera este fin de semana en Estados Unidos, con un sabor a despedida, con un guion alterado por la fuerza de la tragedia, con un final cargado de simbolismo en el que los personajes se dicen adiós y los actores hasta siempre.
Diesel, de 47 años, compartió sus pensamientos con Efe durante un paseo sobre el asfalto gris del aparcamiento del estadio de béisbol de los Dodgers, entre coches y remolques, en una jornada soleada y ventosa en la ciudad de Los Ángeles.
Su inconfundible voz grave y seca, un distintivo de sus personajes de acción, apenas encuentra resuello para expresar el vacío que dejará el estreno de “Furious 7”, un filme que mantiene muy presente la figura de Walker.
Desde que su compañero de reparto se matara en un accidente de coche por exceso de velocidad en noviembre de 2013, Diesel, estrella y productor de “Fast and Furious”, ha estado absorbido por la película y en las últimas semanas se ha volcado en su promoción.
Ahora todo el mundo le pregunta por Paul Walker, pero eso cambiará dentro de unos días. El lanzamiento de “Furious 7” servirá, emocionalmente, para cicatrizar la herida.
“Es una tortura todo lo que echamos en falta a Paul, nos tratamos de recuperar de eso cada segundo”, comentó Diesel, quien decidió llamar Pauline a su hija nacida el 16 de marzo fruto de su relación con la mexicana Paloma Jiménez en honor a su difunto colega.

Los Ángeles / EFE

Ver comentarios