Venezuela: el 39% de inversores en bonos de petróleo acepta canje
Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa estatal que enfrenta dificultades para pagar su creciente deuda. Bloomberg/La República.
Enviar

Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa estatal que enfrenta dificultades para pagar su creciente deuda, dijo que los acreedores que tienen $2.800 millones de bonos acordaron extender los vencimientos tras semanas de tensas negociaciones que incluyeron fuertes advertencias desde Caracas de un posible colapso financiero.
El acuerdo, que no alcanzó los $5.325 millones que Pdvsa buscaba canjear, fue considerado suficiente para dar al gigante petrolero estatal el alivio que necesita para seguir pagando su deuda por el momento. Los bonos de la compañía y del Gobierno venezolano subieron tras el anuncio.
El acuerdo conlleva un elevado precio: Venezuela tuvo que empeñar uno de sus activos más atractivos, Citgo Petroleum, la filial estadounidense de Pdvsa, para persuadir a los inversores a que aceptaran el acuerdo. Años de menguante producción y una caída en los precios del petróleo han dejado a Pdvsa y al gobierno, que depende del crudo para obtener la mayoría de sus ingresos, con dificultades para encontrar suficiente efectivo para hacer pagos e importar sus necesidades básicas.
“Esto realmente les da un poco más de margen para 2017, de manera que se puede hablar de misión cumplida”, dijo Edwin Gutiérrez, jefe de deuda soberana de mercados emergentes en Aberdeen Asset Management en Londres, que supervisa $403 mil millones en activos. “Aunque de ninguna manera asegura que se harán todos los pagos en 2017 porque ese sigue siendo un gran desafío”.
Al canjear los bonos viejos con vencimiento en abril de 2017 y noviembre del mismo año, por nueva deuda con pagos anuales hasta 2020, la petrolera estatal reducirá los pagos de bonos que habrían totalizado $3.050 millones la semana próxima en más de $900 millones. PDVSA aún debe hacer frente a $6.100 millones de pagos principales para fines del año próximo, y los operadores de swaps están calculando un 51% de probabilidades de que la compañía incumpla sus pagos en los próximos 12 meses.
La cantidad de bonos canjeados equivale al 39% de la deuda que podría haber participado en el canje, menos que la meta del 50%. Pdvsa anunció el canje por primera vez en setiembre, y luego mejoró los términos a alrededor de 1,2 veces el valor nominal y amplió el plazo cuatro veces. Funcionarios de Pdvsa habían dicho que necesitaban canjear al menos la mitad de la deuda con vencimiento en 2017, y que en caso contrario tendrían dificultades para cumplir con sus obligaciones.
Pdvsa dijo que emitirá $3.400 millones de deuda nueva para completar el canje.
“El anuncio es moderadamente positivo”, dijo Jorge Piedrahita, el máximo responsable de la casa de bolsa Torino Capital LLC, en una nota enviada por correo electrónico. "Claramente, no hay un deseo de caer en cesación de pagos y van a continuar pagando".


Ver comentarios