Enviar
Venegas se robó el show
Al mejor estilo de Ramón Luis, disparó rojas por toda la cancha

En el césped del Fello Meza no se podía jugar al fútbol; sin embargo se ordenó el inicio del partido entre Cartaginés y Herediano y desde luego, no hubo fútbol.
A falta de buenas acciones en los marcos, el árbitro central, Francisco Venegas se dispuso a convertirse en el goleador del partido para acaparar los titulares y a fe que lo logró, no con anotaciones en la red, sino en su libreta particular que se llenó de nombres y desde luego, llenó los vestuarios con cinco expulsados.
Justas, injustas, precipitadas, por acción, compensación o gresca, la verdad que el viaje a los vestidores de los futbolistas expulsados fue el único ingrediente que calentó el partido.
En la cancha, nada de nada porque ahí no se podía jugar; figúrense que Orlando de León parecía “una lora en mosaico” y duró como media hora de la salida del túnel hacia su sector en la banca. Entró a pisar zacate a la cancha y sus gestos de reprobación fueron notorios.
El partido arrancó con un 4-4-2 clarísimo en las dos formaciones; lo mejor fueron las sociedades entre José Sánchez y Esteban Ramírez con dos bombazos altos de Esteban, pero luego los anfitriones equilibraron las acciones y un zurdazo de Salas despertó a Ricardo.
Lo resbaloso del terreno provocó muchos roces y amonestaciones; también faltas. Una la cobró José y Daniel Jiménez quien estaba amonestado se adelantó en la barrera. Roja y afuera al minuto 32. Justo pero drástico; el sentido común del juez a la basura y al ratito la típica compensación. Codo de Robert Arias a Diego País; algo de teatro del ariete y expulsado Arias. Tiro libre de Eduardo Valverde y Ricardo González vuela como un ángel e impide el 1-0; única acción de mérito en la inicial.
Cartaginés cierra el periodo primero cobrando cinco tiros de esquina, Herediano sacrifica a José Sánchez y entra Erick Sánchez a reforzar la retaguardia que perdió a Arias.
El juego no se enciende; nadie toma la batuta; siguen las tarjetas para las dos nóminas; a Víctor Núñez lo sustituyen y sale burlándose del asistente que le había marcado una falta “inexistente”. La mofa es pública pero acá el juez Venegas no reacciona.
Los técnicos ordenan variantes en procura de hallar la fórmula mágica que no llega; quien pretende tener la llave es Leonardo Madrigal, muy buen relevo que incluso obliga a González a tapar en el primer palo.
A diez minutos de final se incendia el partido; Bismark Acosta “baja” a Chiqui Brenes y lo expulsan. El “team” queda con nueve y sin chance a permuta, de manera que Cartaginés pasa adelante, sin orden, pero “pa’lante”.
El público empuja y Diego País pierde dos ocasiones de oro de cabeza: se le corre el marco.
En tiempo de reposición, la gresca; Diego País intenta su clásica “palomita”, pero lo presiona Erick Sánchez; los dos caen y el argentino de nuevo busca teatro. Le hace un “toque” al defensa y Ricardo González pierde la cabeza, va y agrede a Diego. Expulsados los dos; Cancela se viste de portero pero no toca bola porque rápido concluye la refriega.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios