Foto 1
Nuevas leyes dirigidas a las compañías desarrolladoras de aplicaciones las obligan a monitorear y pedir aprobación de los usuarios. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios