Enviar
Viernes 9 Septiembre, 2011

Urge mejorar el sector público

Vemos que el Consejo Nacional de Producción realiza un accionar muy limitado, y busca recursos mediante la venta de activos. La situación especial en el caso de la Caja Costarricense de Seguro Social, involucra aspectos financieros, estructurales, salariales y de plazas mal manejadas y sin los adecuados controles, servicios de no mucha calidad y listas de espera para citas y operaciones, entre otros.
La difícil situación en el sector educativo también nos debe llamar a reflexión.
La crisis actual es tan profunda que el Gobierno Central tiene un déficit fiscal, es decir los ingresos no alcanzan para cubrir todos los gastos, por lo que el Presupuesto Nacional se financia con deuda. Se financia inclusive gasto corriente con recursos de crédito, lo que no es adecuado para el buen manejo de las finanzas públicas. Nos deben llamar a reflexión también las informaciones que un día sí y otro también salen sobre el no procedente e ineficiente uso de los fondos públicos.
Debemos analizar los hechos más relevantes que han llevado a esa crisis. En lo económico, nos regimos por la ley de los grandes números, y a lo que se le da énfasis es a la estabilidad macroeconómica, no importa que crezca la brecha entre los que más tienen y los más pobres.
Se propicia básicamente el crecimiento económico y con excepción de algunos programas como Avancemos y el del bono de la vivienda, no se ve un esfuerzo integral para disminuir la desigualdad y mejorar la situación de la clase media.
En cuanto a las decisiones y acciones de los políticos, estas siguen siendo poco transparentes. Se siguen nombrando miembros de juntas directivas, ministros y otros puestos no por las capacidades de las personas, sino por las relaciones e influencias.
Es fundamental realizar un plan de acción, con prioridades bien definidas que considere aspectos como una reforma del sector público, donde existen más de 300 entidades, con duplicidad de funciones y programas, lo demuestra el hecho de la gran cantidad de entes que atienden a los sectores más desprotegidos y no han logrado buenos resultados. Tenemos un sector público entrabado e ineficiente.
No es pertinente que se pretenda solucionar la problemática del sector público con un paquete fiscal, que es regresivo, y con propuestas de recorte de gastos que más parecieran una estrategia para presionar a la Asamblea Legislativa para que apruebe el paquete tributario.
Se debe realizar un estudio integral de los ingresos y gastos del sector público, no solo del Presupuesto Nacional, y una reestructuración del sector público que lo haga más eficiente y eficaz.
Es fundamental utilizar en todo su potencial el presupuesto. Un sistema presupuestario que funciona bien es vital para la formulación de una política fiscal sostenible y facilita el crecimiento económico.

Bernal Monge Pacheco
Consultor