Una final, mucho en juego
Enviar

Una final, mucho en juego

Lo que se debe conocer de la final entre Spurs y Heat

San Antonio Spurs y Miami Heat comienzan hoy una nueva batalla con un solo objetivo, alcanzar la gloria y proclamarse como los grandes campeones.
Los dos mejores equipos de la temporada se encontrarán por segundo año consecutivo, el Heat espera que nuevamente su fórmula lo lleve al título, los Spurs que esta sea su revancha.


201406042320210.a22.jpg
El primer partido

Spurs jamás ha perdido el primer partido de una final de la NBA, y el astro de Miami, LeBron James, nunca ha sido parte de un equipo que haya ganado de visita el primer encuentro de una serie como visitante, en ninguna ronda.
Este año la ventaja casa la tendrán los texanos por su mejor rendimiento durante la temporada. San Antonio nunca ha jugado un partido de una final de la NBA estando en desventaja en la serie, además, ha triunfado en los encuentros que han marcado el inicio de sus cinco finales, por un promedio de 10,4 puntos.
Por su parte, incluida su estadía en Cleveland, James ha militado en equipos que abrieron series de playoffs como visitantes en siete ocasiones. Sus estadísticas dictan que siempre ha perdido ese primer encuentro, con un promedio de 12,3 puntos. Pero, en cuatro de esas series, incluidas tres con el uniforme de Miami, James y su equipo terminaron llevándose la victoria.

Los tres ejes

La cantidad de puntos que aportan LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh es superior frente a lo que han hecho Tim Duncan, Emanuel Ginóbili y Tony Parker (quien estaría listo para ser de la partida), en la presente fase de playoffs. A excepción de James, el resto de los jugadores mencionados no promedian más de 20 puntos por partido.
Con relación a lo que logran en conjunto, en los 18 juegos que han disputado los Spurs promedian por encuentro 106,6 unidades; en tanto, la franquicia de Miami promedió 99,1 puntos, en 15 cotejos.
Otro dato, es que entre James, Wade y Bosh también dominan en cuanto a salarios. Entre los tres ganan casi $59 millones, poco más de la mitad de la nómina del equipo, misma proporción de lo que destina San Antonio para Duncan, Ginóbili y Parker, que perciben en conjunto $30 millones
Por último, el Heat es la plantilla más vieja de la NBA, con un promedio de 30,4 años, y la de los Spurs es 29,4.

Dinero en juego

Hay $14 millones en la bolsa que reparten estos playoffs. Y si la posibilidad de conquistar el trofeo Larry O’Brien no es motivación suficiente para el Heat y los Spurs, queda más dinero por repartir.
Los Spurs tienen ya garantizado un premio mayor a los $3 millones, una cifra que aumentaría a algo más de $4 millones si ganan el título de la NBA.
Miami obtendrá una paga de $2.795.220 si no gana la final. En caso de coronarse tricampeón, se embolsará $3.631.684.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios