Logo La República

Domingo, 9 de mayo de 2021



COLUMNISTAS


¡Una noticia positiva!

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 05 mayo, 2021


Entre todas las noticias negativas de la semana pasada hubo una buena. No recibió mucho espacio en los medios, pero merecía más atención. ¡¡Arrancó el tren nuevo!! En cuanto a transporte público, Costa Rica al fin llego al Siglo XXI. Cada pasajero que usa el transporte ferroviario quita un poquito de presión a las muy congestionadas carreteras nacionales.

Los trenes comparan en cuanto a comodidad a los más modernos de ciudades como Washington, Montreal y Panamá; ostentan ventanales grandes, aire acondicionado, amplio espacio, iluminación que permite leer durante el viaje, y motores que permiten llegar a Cartago sin mayor esfuerzo. Ojalá que los usuarios cuiden a estas unidades y que se mantengan en condiciones óptimas permanentemente.

En los Metros de Washington y Panamá no permiten ningún tipo de comida o bebida abordo. Hay multas fuertes para las personas que violan la ley. Han logrado así mantener el aseo y sobre todo evitar la llegada de ratas y otros rodeadores a las unidades o a las paradas. ¿Un ejemplo para Costa Rica? Motivó este tipo de restricción la situación de los Metros de Nueva York y de París que albergan ratas el tamaño de zorros en abundancia.

No importa que los rieles están en condiciones pésimos, que no conecta el tren con otros medios de transporte y que hace tan poquitos viajes que no puede seriamente considerarse sistema de transporte público. Es progreso, algo de lo que no se ve mucho.

Lástima que el otro tipo de transporte grande, los autobuses, no pudieran modernizarse y sobre todo ofrecer un servicio acorde con lo que requieren los usuarios. Con un poquito de cambios sigue el sistema inventado en las épocas históricas – “toda ruta se dirige a San José la capital.” Alguien que vive en Desamparados y que estudia en la Universidad Nacional tiene que tomar por lo menos dos buses (dependiendo de donde vive en Desamparados) para llegar de su casa al centro de estudios. Alguien que vive en Hatillo cuatro y que trabaja en la Sabana (quizás puede ver el edificio donde trabaja dese su casa) primero tiene que ir a San José y luego seguir a la Sabana.

Es tal la presión a los políticos y tal la incapacidad del CTP que pareciera que nunca se adaptarán las líneas que se necesitan en este siglo. Si lo hicieran dejaría la capital costarricense de ser centro de acopio y lugar preferido de los carteristas y otros predadores que actualmente abundan en sus aceras.

Es probable que estos trenes nuevos atraen usuarios que habitualmente viajan en autobús para “probar” como es el servicio. ¡Quedarán encantados! Pero después vendrá el día a día y este usuario se dará cuenta que en contraste a los autobuses los trenes solo corren un par de veces al día en cada dirección. Si se pierde el último ya no hay opción que no sea el autobús; para muchos que no controlan su hora de salida (depende del trabajo de ese día) no les quedará bien el tren. ¡Pero logro sí es!

NOTAS ANTERIORES


¿Qué es el PAC?

Viernes 07 mayo, 2021

Los partidos provenientes del bipartidismo criticaron con severidad la candidatura de don Luis Guillermo Solís Rivera, pero fue electo por los costarricenses

¿Y el Turismo Rural Comunitario?

Jueves 06 mayo, 2021

Uno de los sectores más golpeados por la crisis del Covid-19, ha sido las pymes familiares rurales, cuya actividad económica venía migrando de una agricultura






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.