Enviar
Jueves 22 Diciembre, 2011

Un proyecto de ley que atenta contra la cultura

Desde hace más de un año, la Asociación Costarricense de Escritoras, en conjunto con otros gremios de escritores y creadores de cultura de nuestro país, nos hemos manifestado en contra del nuevo Proyecto de Ley referente a los Premios Nacionales de Arte y Cultura, expediente número 17853, propuesta que fue redactada por la diputada liberacionista Alicia Fournier.
Pese a los reclamos y a las advertencias y sugerencias que hemos hecho al proyecto de ley en cuestión, sentimos que no se nos ha escuchado con el debido respeto y con la atención que merecen nuestros cuestionamientos, ya que en los próximos días, este plan será aprobado en el seno de la Asamblea Legislativa. Cabe destacar, que el proyecto original fue modificado en la forma, ahora está legible; no obstante, el contenido que había vertido en este la diputada Fournier, es el mismo.
A principios de este año la Dirección General de Cultura del Ministerio de Cultura y Juventud realizó varias reuniones de consulta con los sectores culturales; sin embargo, los cambios que se pidieron y los cuestionamientos que se hicieron, al parecer no fueron tomados en cuenta en la propuesta que está por aprobarse.
Es importante y necesario destacar que la ley vigente de los Premios Nacionales fue elaborada, entre otros, por don Fernando Volio Jiménez y otras personalidades ilustres. Es una ley bien concebida, estructurada y pensada que, a lo largo de los años ha tenido algunas modificaciones, como lo es el monto que se les otorga a los galardonados.
Esta ley que está en vigencia puede ser modificada, en especial en el punto que se refiere a la conformación de los jurados. Si bien estos son nombrados por las universidades del estado, la Asociación de Autores de Obras Literarias, Artísticas y Científicas, la Editorial Costa Rica y la Academia Costarricense de la Lengua, no siempre están constituidas por personas idóneas en el plano intelectual y artístico.
Este punto en particular puede y debe ser modificado; creemos que los jurados de los Premios Nacionales deben estar más calificados. Sin embargo, la ley que está por aprobarse en el Congreso, señala que el jurado de dichos premios, será seleccionado en su totalidad por el Ministerio de Cultura y Juventud. Este punto es absolutamente inaceptable, ya que es antidemocrático y se presta para que haya una politización en el otorgamiento de las designaciones.
Por otra parte, el plan al que hacemos mención, coloca en un mismo rango a promotores y editores, entre otras disciplinas, junto a escritores, artistas plásticos, dramaturgos y demás representantes del arte costarricense. En este sentido, es necesario puntualizar que el trabajo de un editor o de un promotor de cultura, en la mayoría de los casos, es pagado; no ocurre lo mismo con el trabajo de los escritores, quienes pueden pasar largos años escribiendo un libro sin contar con recursos económicos ni subsidios que les permitan dedicarse a su trabajo en la escritura o a otro tipo de creación.
Además, la experiencia literaria o artística implica un trabajo de invención, aspecto que no es tan significativo en el caso de una persona o empresa que realice una labor de promoción o de edición. Se trata de trabajos muy distintos que no se pueden homologar. Al parecer, no se tomó en cuenta esta diferencia a la hora de redactar la mencionada propuesta.
Es lamentable, asimismo, que se quite el nombre del poeta Aquileo J. Echeverría en los galardones que se dan en las distintas categorías. La figura del poeta Echeverría es emblemática y debe mantenerse como una distinción especial.
Muchos tenemos la sensación de que los actuales gobernantes no escuchan. En relación con este nefasto proyecto de ley, hemos discutido, hemos intentado dialogar, pero la actitud ha sido la de no escuchar y no responder. Sencillamente quieren aprobar esta propuesta sin valorar lo que piensan los distintos sectores de la cultura.
Los escritores, pintores, escultores, dramaturgos y demás miembros de la comunidad artística del país deben pronunciarse respecto a este plan que está por aprobarse. Es imprescindible que los diferentes gremios y personas eleven su voz y hagan sentir su protesta.

Mía Gallegos
Escritora. Presidenta de la Asociación Costarricense de Escritoras