Enviar
Triunfo con derrota
Estados Unidos ganó la Copa Presidentes pero cayó Tiger

Montreal
EFE


Los estadounidenses ganaron suficientes partidos individuales para ganar la Copa Presidentes de golf por segunda vez consecutiva, pero esto no apagó los estruendosos aplausos que remecieron el Royal Montreal en un bello día de otoño cuando Mike Weir ganó sus dos últimos hoyos para derrotar a Tiger Woods y crear la sensación de que todos los canadienses eran ganadores.
Weir ganó el Masters hace cuatro años, y no sabía con certeza cuál de las dos victorias era la más grata.
“La sensación es la misma”, dijo Weir. “Evidentemente, ganar el Masters fue una gran emoción, pero jugar con Tiger... es el mejor de todos, y tuve que superarme para ganarle”. Y tuvo alguna ayuda de parte del número uno del mundo.
Con el partido empatado y Weir situado en el fairway del hoyo 18, Woods mandó su primer golpe a una laguna.
Con su segundo golpe, Weir mandó la bola a cinco metros del hoyo, y cuando el golpe de Woods para par dejó de rodar a 5 centímetros, concedió el putt.
Para entonces, los estadounidenses festejaban algo mucho más importante.
Scott Verplank completó un 4-0 esta semana con birdies en los hoyos 16 y 17 para derrotar a Rory Sabbatini, 2 y 1. Phil Mickelson apabulló a Vijay Singh. Stewart Cink les dio el punto definitivo. Con birdies en los primeros cinco hoyos, venció a Nick O'Hern, 6 y 4.
Ver comentarios