Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



ACCIÓN


Trinidad, rival peligroso

Luis Fernado Rojas [email protected] | Viernes 05 junio, 2009



Trinidad, rival peligroso

Luis Rojas
[email protected]

Trinidad y Tobago se presume como un rival sumamente peligroso para la tricolor en el juego que enfrentará mañana a las 4 p.m. (hora tica) buscando confirmar el liderato de la hexagonal.
Para los trinitenses, con dos puntos en tres juegos, este partido en casa representa la gran oportunidad de salir del sótano y meterse en la pelea por uno de los tres y medio cupos para el Mundial de Sudáfrica, luego de dos empates y una derrota que no les ha permitido conocer la victoria en esta serie.
Al frente de los “Socca Warriors” aparece un viejo conocido de los ticos, Russell Latapy, quien como jugador nos enfrentó en muchas ocasiones y que ahora, con 40 años de edad, toma el equipo que dejó, luego de un mal inicio en la hexagonal, el colombiano Francisco Maturana.
En entrevista para FIFA.com Latapy afirmó que ha podido trabajar dos semanas completas con su equipo y agregó que tanto el compromiso ante Costa Rica, como frente a México, no le asustan porque en el fútbol moderno “no se puede hablar de ningún partido fácil”.
Aunque no fue posible conocer la nómina que dispondrá Latapy para mañana, al parecer los trinitenses no podrán contar con su goleador, Stern John, del Southampton inglés, aunque sí con Kenwyne Jones, del Sunderland, aparte de otros como Gary Glasgow, Densil Theobald, Avery John, Carlos Edwards, Marvin Andrews y el veterano Dwight Yorke.
“El estilo que quiero que sigan los muchachos es el que nos ayude a conseguir buenos resultados”, dijo Latapy, quien hace pocos meses marcó ante Estados Unidos un gol que contribuyó a que Trinidad y Tobago alcanzase la hexagonal.
Los trinitenses clasificaron a su primera Copa Mundial, en la última edición de Alemania 2006, pero para esta tienen que levantar mucho si quieren clasificar.
El partido de mañana será arbitrado por el jamaiquino de Courtney Campbell, central, asistido en las líneas por Ricardo Morgan y Anthony Garwood.