Enviar
Etapa final de programa costaba $9 millones, pero nueva contratación alcanza $34 millones
Tributación Digital costaría tres veces más
Jenny Phillips, viceministra, gestiona concluir proyecto de forma directa con empresa mexicana

Desde hace algunos meses se viene escuchando del programa de Tributación Digital, una plataforma tecnológica que serviría para cobrar cerca de 19 tipos de impuestos locales.
Sin embargo, implementar este sistema que agilizará el cobro de tributos en momentos en que la recaudación ha caído significativamente se ha convertido en un dolor de cabeza para los jerarcas del Ministerio de Hacienda.
Una de las razones es que Hacienda finiquitó anticipadamente el contrato que tenía desde 2007 con la empresa BearingPoint México, como consecuencia de ello enfrenta una demanda por $12,1 millones.
Actualmente, la autoridad hacendaria busca que la Contraloría General de la República le autorice una nueva contratación de forma directa con la empresa SAP México por $34,3 millones, negociación que es gestionada por Jenny Phillips, viceministra de Ingresos de Hacienda, según el oficio DVMJ-386-2010 del que este medio tiene copia.
Este monto sería utilizado para realizar la implantación final del proyecto, que ya fue iniciado por BearingPoint y que según el mismo Ministerio ya tiene un 66% adelantado. El contrato original con esta compañía era por $26 millones para realizar todo el proyecto.
Cancelar el nuevo monto que pide Hacienda significa $25,3 millones más con respecto a la posibilidad de haber permitido que la empresa anterior terminara el contrato, ya que esta ofreció concluir el programa por $9 millones. En total el Ministerio canceló $17,7 millones a BearingPoint por sus servicios.
Si la Contraloría aprueba el nuevo contrato, Hacienda gastaría en total $52 millones por digitalizar el cobro de impuestos. La solicitud fue presentada el 1º de setiembre a la Contraloría, no obstante, el hecho de que la contratación sea directa impide que otras empresas presenten ofertas.
Por su parte, la distribución de los $34,3 millones no queda clara en el documento ya que indica que $6,4 millones serán utilizados en la corrección de defectos, $10 millones en productos pendientes y habla de $12,9 millones que no se justifican en qué serán utilizados, sin embargo, esa suma da $29,3 millones, por lo que se omite mencionar en qué se utilizarán los otros $5 millones que completan la oferta.
Hacienda aduce que la contratación es necesaria porque hay procesos pendientes de terminar del programa (la fase III) como cobro judicial, fiscalización, valoraciones administrativas y tributarias, y declaraciones informativas, entre otros.
La oferta de SAP México incluye la actualización de la versión del software, correcciones para buen funcionamiento del sistema y nuevos productos necesarios para la operación óptima del sistema, sin embargo, no detalla de qué se tratan estas mejoras.
Además, expone que SAP garantiza tener el conocimiento, los recursos y la solidez para concluir, actualizar y establecer la solución acorde con el modelo de gestión tributaria, reza uno de los enunciados expuestos por Hacienda a la Contraloría.
No obstante, la Contraloría denegó la solicitud hasta que no se realice un análisis técnico sobre la propuesta hecha por SAP y manifiesta que es indispensable que el Ministerio haya realizado su revisión. El ente contralor menciona también que en el documento no se aprecia que el personal de Hacienda está imposibilitado para realizar estas validaciones, ni que terceros no puedan coadyudar en el cumplimiento de este programa, “todo en aras de la sana inversión de fondos públicos involucrados en la contratación que se propone”.
Intentamos desde el lunes 13 de diciembre obtener las declaraciones de la Viceministra de Ingresos, pero al cierre de esta edición no recibimos respuesta.

Angélica Zamora
[email protected]
Ver comentarios