Todos pierden: sacar a Grecia del euro es más costoso que condonar la deuda
Enviar

Todos pierden: sacar a Grecia del euro es más costoso que condonar la deuda


Los partidarios de la línea dura que rechazan una reducción de la deuda griega para mantener al país en el euro están dispuestos a pagar mucho más por expulsarlo.
La salida de Grecia del euro les costaría a los acreedores casi 100 mil millones de euros ($110 mil millones) más que mantener a Grecia en la unión monetaria, calcula Alberto Gallo, responsable de investigación de crédito macro de Royal Bank of Scotland Group Plc. Zsolt Darvas del instituto Bruegel calcula que los acreedores dejarían de cobrar alrededor del 75% de la deuda luego del regreso de la dracma.


“Lo que esto nos dice es que los funcionarios siguen una política en lugar de una postura económica racional”, dijo Gallo.
El destino de la carga de deuda de Grecia de 313 mil millones de euros –que en su mayor parte se les debe a otros gobiernos europeos- se presenta como la cuestión preliminar para devolverle la salud financiera al atribulado país. El Fondo Monetario Internacional dice que la nación necesita un alivio “mucho mayor” que el que han evaluado los acreedores. Los líderes de la zona euro rechazan cualquier reducción del valor nominal de la deuda.
Para el ministro de Economía de Alemania Wolfgang Schaeuble, el costo es secundario. Él y sus pares de la zona euro presentaron una propuesta a sus jefes en la cumbre del 12 de julio para suspender a Grecia del euro junto con la perspectiva de una reestructuración de la deuda.
“Yo no sé, nadie sabe, en este momento cómo se supone que esto va a funcionar sin una quita”, dijo Schaeuble el jueves en la radio alemana Deutschlandfunk. “Y todos saben que una quita es incompatible con ser miembro del euro. Esa es la situación”.

‘Gran quita’

Gallo calcula los costos de la siguiente manera: una “gran quita” para mantener a Grecia en el euro costaría unos 130 mil millones de euros; una combinación de quitas con términos de pago más flexibles costaría de unos 40 mil millones de euros a 50 mil millones de euros. El costo mínimo de una salida de Grecia del euro, suponiendo una devaluación del 40% de la dracma frente al euro, sería de 227 mil millones de euros, añadió. Además de esto, “se deben agregar otros costos indirectos, por ejemplo los costos colaterales de crear un precedente” para la salida de otros países, dado que el euro ya no se consideraría irreversible.
“Si Grecia siguiera en la zona euro, podría pagar una parte mucho más grande de su deuda que si se fuera”, señaló Darvas, miembro sénior del instituto Bruegel, que tiene su sede en Bruselas.
Los acreedores tendrían que recortar la mayor parte de la deuda si se la redenominara en la anterior moneda de Grecia, según Gianluca Ziglio, estratega de renta fija de Sunrise Brokers LLP en Londres. La salida de Grecia les costaría a los prestamistas de 240 mil millones de euros a 250mil millones de euros, calculó.
“Es probable que haya una devaluación de la dracma de 50% –quizá más- y eso básicamente duplicará una deuda que ya es insostenible”.

Bloomberg


Ver comentarios