Enviar
Exportaciones a nación asiática crecerían en $136 millones, según estimaciones
TLC con China favorecería a 12 productos nacionales

• Empresarios se mantienen divididos en torno a eventual negociación comercial

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Las exportaciones costarricenses hacia China llegarían a unos $1.000 millones anuales en caso de ratificarse un tratado de libre comercio con ese país.
El mecanismo comercial permitiría además ampliar la experiencia con que ya cuentan 90 empresas nacionales, y daría ventaja a por lo menos 12 productos locales, además lograría reglamentar el intercambio mercantil con la potencia asiática, de acuerdo con los resultados de un estudio de factibilidad efectuado por Comercio Exterior.
Este ejercicio no solo analizó las oportunidades de lo exportado por nacionales a China, sino también de las importaciones desde ese país.
En el primer rubro la balanza se inclinaría a favor de los productores costarricenses, para quienes el mercado chino ofrece ventajas competitivas para 12 ítemes. Dentro de ellos destacan el café, implementos eléctricos, circuitos integrados, artículos de cuero, frutas y hortalizas.
Mientras tanto, el mercado nacional ofrece ventajas para ocho líneas de la oferta exportadora china, entre ellas prendas de vestir, calzado, productos de hierro o de acero, maquinaria y equipo eléctrico y vehículos.
“Los resultados del estudio permiten desmitificar la apertura de nuestro país a los productos chinos. Con la eventual firma de un tratado, ni seríamos inundados de bienes manufacturados por ellos, ni es cierto que no hay nada producido en Costa Rica que pudiera interesarles a los chinos”, profundizó Francisco Monge, economista de Comercio Exterior.
Los efectos que generaría un eventual tratado fueron catalogados como positivos por las autoridades comerciales.
La creación de oportunidades para colocar productos en el mercado asiático y la desviación de comercio a favor de nuestra economía a través de la apertura de los mercados, permitiría que las exportaciones costarricenses se incrementaran en un 16%.
Por su parte, los envíos de productos chinos hacia Costa Rica, pasarían a ser mayores en un 10%.
Así las cosas, mientras las exportaciones hacia China pasarían a ser casi $1.000 millones, las importaciones desde ese mercado sumarían unos $839 millones.
“La eventual firma de un TLC con China es parte de la estrategia que se planteó desde la elaboración del programa de gobierno. No se trata de abrir las puertas de nuestras exportaciones a un solo país, sino a la gran mayoría de las naciones asiáticas… ellos actúan juntos; uno jala al otro”, explicó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
Pero mientras el Gobierno promueve el acuerdo, en el sector empresarial hay opiniones divergentes sobre la firma.
Los industriales, por ejemplo, consideran que rubricar un TLC con los asiáticos conllevaría efectos negativos al país, pues “sería un suicidio comercial”.
Entretanto, los exportadores sostienen que “abrir las puertas a un mercado de millones y millones de consumidores nunca podría ser negativo”, y por ende respaldan la gestión del Ejecutivo.
En una posición intermedia se encuentra la Unión de Cámaras, que defiende la “necesidad de que se analicen muy bien las bondades pero también lo negativo que podría acarrear un TLC con ese enorme país”.

Ver comentarios