Enviar
Ente emisor propone que intervención la haga hacienda
Tipo de cambio no es prioridad del Central
Importadores piden no intervenir y exportadores claman por protección

Mientras en el último mes se perdieron 5 mil empleos, varias empresas exportadoras anuncian cierres, y países como Brasil o China devalúan su moneda para lograr competitividad, el tipo de cambio no es prioridad para el Banco Central.
Importadores y comerciantes creen que esa es la mejor decisión, pues permite al Central concentrarse en la lucha contra la inflación, considerada un impuesto a los más pobres.
“Pedimos al Banco no ceder a presiones que puedan debilitar su credibilidad. Cualquier intervención en el mercado de divisas es innecesaria y contraproducente”, dijo Allan Montero, vicepresidente de la Cámara de Comercio.
Como factores a favor los comerciantes destacan la baja en la inflación y los precios de productos, entre enero y octubre de 2010.
Por otro lado los exportadores aducen que la merma inflacionaria no compensa el desempleo ni la baja en rentabilidad que afecta la recaudación fiscal.
“Respeto la posición de la Cámara de Comercio. Pero, pregunto, ¿cuál es la mejor política económica que le corresponde a Costa Rica, un país 97% abierto? La política actual no esta sirviendo”, dijo Mónica Araya, presidenta de la Cámara de Exportadores.
Ante un panorama donde dos sectores de la economía discrepan el Banco Central toma posición.
“El nivel del tipo de cambio no es un objetivo establecido directamente en la ley”, dijo Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central.
El Central más bien quiere que sea el Ministerio de Hacienda el que intervenga, vía presupuesto nacional comprándo los dólares necesarios.
Este financiamiento podría reactivar un mercado de valores (al emitir deuda para pagar) pero salir también muy caro al país. “Esto sería como dispararse al pie desde el punto de vista fiscal”, reconoció Bolaños.
Aun así, defiende que esa sería la mejor vía para apoyar al sector exportador.
Al cierre de edición no se había confirmado si el Poder Ejecutivo estaría dispuesto a implementar una compra de divisas desde Hacienda. Lo que sí es cierto es que el vicepresidente de la República Luis Liberman manifiestó la necesidad de intervención, ya sea comprando dólares, gravando los capitales extranjeros o restringiendo su entrada. Las últimas dos medidas aún no se han tomado.

Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios