Enviar
Tipo de cambio buscaría a banda superior en 2010
Encuesta sobre expectativas del Central estima ritmo de devaluación de un 6,7% para próximos 12 meses; eventual recuperación de la economía empujaría hacia esa dirección

Víctor Sanabria
[email protected]

A 60 días para que se inicie 2010, múltiples personas tienen la incertidumbre acerca de cuál será el comportamiento de la economía para el inicio de una nueva década. Mismo panorama que despierta la preocupación en torno al comportamiento que pueda presentar el tipo de cambio.
En el horizonte más próximo se vislumbra diciembre, mes que se caracteriza por la fuerte colonización de activos por parte de las empresas como estrategia para hacerles frente al pago de aguinaldos. Por lo tanto, coyunturalmente se genera una presión importante hacia la apreciación del colón, debido al aumento en la oferta de dólares que esa acción provoca.
Aunque es difícil determinar el comportamiento futuro del tipo de cambio a partir de esa proyección de corto plazo, los analistas tienen una visión más objetiva para el próximo año: esperan un mayor crecimiento de la actividad económica internacional y, asociada a ello, una mayor recuperación del sector privado costarricense.
Esto podría incrementar las importaciones, lo cual unido a un elevado déficit fiscal, mayores precios del petróleo y un probable incremento en las tasas de interés mundiales en la segunda parte de 2010, provocaría alguna presión al alza en el tipo de cambio.
“Es importante mantener la atención sobre la balanza de pagos que en el segundo trimestre de este año ya mostró una desmejora importante con respecto a los términos de intercambio”, señaló Randall Castro, analista de E3-Corp.
Por su parte, el Banco Central (BCCR), en su encuesta sobre expectativas de inflación y devaluación publicada el 21 de octubre, estima que el ritmo de devaluación de la moneda nacional será de un 1,9%, un 3,9% y un 6,7% para los próximos tres, seis y 12 meses, respectivamente
“Es posible que, hacia finales de este año y principios de 2010, el tipo de cambio experimente un incremento en su volatilidad por factores estacionales como la liquidación de divisas para pagar impuestos y aguinaldos, y los mayores ingresos de divisas que son típicos de los meses más fuertes de la época turística”, comentó Alberto Franco, economista.
Durante las últimas semanas el BCCR no se ha visto en la necesidad de intervenir el mercado cambiario, lo cual hace preveer que en el resto del año la entidad no tendría necesidad de modificar los parámetros del sistema cambiario, los cuales se distancian por más de ¢100.
Sin embargo, la autoridad tiene la potestad de variar los márgenes cuando así lo crea conveniente.
“En este momento una modificación no respondería a alguna presión del mercado cambiario, sino a la conveniencia de avanzar hacia un esquema de metas de inflación, la cual requiere una mayor flexibilidad cambiaria”, explicó el economista Norberto Zúñiga, quien agregó que un eventual cambio en las bandas, particularmente la superior, podría darse después de las elecciones presidenciales —7 de febrero— para evitar una mayor incertidumbre económica.
A criterio de las autoridades del Central, la experiencia del sistema cambiario ha sido positiva, ya que les ha permitido lograr el objetivo de una menor inflación, teniendo como un punto adicional el hecho de que los participantes del mercado cambiario ya se están habituando y entendiendo el manejo del modelo.
El reto para el próximo año será el desarrollo de instrumentos que le permitan a este mercado un mayor desarrollo, y a los actores que participen en la compra y venta de divisas, obtener los precios justos por estas operaciones.
“El mercado debería comenzar a operar con coberturas cambiarias y no solo por la referencia de que el colón se tiene que devaluar como tal. Las monedas contra las cuales comerciamos se van a mover mucho y si no se tiene una buena estrategia de cobertura de tipos de cambio, se puede perder dinero”, dijo Juan Manuel Tirado, analista financiero de GWM Group Costa Rica.

Ver comentarios