Laura Bonilla

Laura Bonilla

Enviar
Viernes 1 Abril, 2016

 Las empresas han hecho esfuerzos importantes por reducir los costos y aumentar la productividad; sin embargo, han llegado al límite al punto de no operar en un cien por ciento, despedir personal e incluso cerrar sus operaciones

Tipo de cambio: amenaza al crecimiento económico y al empleo

La política cambiaria en Costa Rica es dirigida por el Banco Central, el cual mantiene un esquema de flotación administrada que en teoría es congruente con las condiciones del mercado y el comportamiento de las variables en el largo plazo.
Sin embargo dicha política cambiaria está enfocada en la inflación y debe considerar no solo este sino el crecimiento económico y el empleo, factores determinantes en la reducción de la pobreza.


Según un estudio del Banco Central, el tipo de cambio real en el periodo comprendido entre enero de 2006 y 2016 evidencia una pérdida de competitividad de casi un 30%, lo cual quiere decir que el tipo de cambio actual no está en su punto de equilibrio y que en Costa Rica no estamos en nuestra máxima capacidad de producción ni de empleo.
En lo que respecta a inflación, consideramos que existe un margen para mejorar la situación cambiaria, en febrero de este año el índice de precios al consumidor fue de 0,65 e inclusive en toda la segunda mitad del año 2015 la inflación mostró variaciones negativas, cifras que están muy por debajo de las metas del Banco Central.
El empleo debe ser considerado en la política cambiaria, según datos de la Encuesta Continua de Empleo en el IV trimestre de 2015 el desempleo fue del 9,6%, lo que representa que un total de 215.401 personas están desempleadas.
Nos preocupa sobre todo el sector agrícola, el cual es generador de fuentes de trabajo en zonas deprimidas y con altos índices de pobreza, tal es el caso de la Región Chorotega y Brunca donde el desempleo llega al 14% y 12% respectivamente. Estos problemas de desempleo se agravan si se desagregan según quintil ya que el primero presenta cifras de hasta un 26,9%.
El sector exportador es de suma importancia para la economía nacional, es generador 553.690 empleos y cobija un 80% de micros y pequeñas empresas.
Las empresas han hecho esfuerzos importantes por reducir los costos y aumentar la productividad, sin embargo, han llegado al límite al punto de no operar en un cien por ciento, despedir personal e incluso cerrar sus operaciones. Aunado a esto, el sector compite con países que han devaluado su moneda, tal es el caso de Brasil, Colombia, Chile, México y otros.
El tipo de cambio actual afecta la competitividad de las empresas exportadoras y las causas de esta apreciación están directamente relacionadas al aumento del gasto público y al diferencial de tasas locales y externas; problemas sobre los que no tiene ninguna responsabilidad el sector productivo.
Es evidente que el sector exportador enfrenta problemas de competitividad estrictamente relacionados con el tipo de cambio por lo que la Cámara de Exportadores de Costa Rica solicita una política del Banco Central más enfocada en promover el crecimiento económico y el empleo.
*La autora es presidente de Cadexco
 

Laura Bonilla Coto