Enviar
Tiger sigue en crisis
Ahora las lesiones dejan a Woods fuera del Abierto de Estados Unidos

El deportista mejor pagado del mundo en 2011 ($75 millones), el golfista estadounidense Tiger Woods, sigue, en cambio, inmerso en una crisis: ahora es baja por lesión, y por primera vez desde 1994, para el Abierto de Estados Unidos que comenzará la semana próxima.
Tiger, de 35 años, rompe una serie de 17 años ininterrumpidos disputando el segundo de los torneos de Grand Slam, el señalado con rotulador fluorescente en el calendario de los golfistas norteamericanos y que él ganó en 2000, 2002 y 2008.
Sus dolores en la rodilla (esguince de ligamento grado 1) y en el tendón de Aquiles de su pierna izquierda no remiten al exprimir el “swing”, por lo que el exnúmero uno mundial retrasa su reaparición, al menos, hasta el 30 de junio (AT&T National).
La noticia es la última gota que salpica del turbulento torrente informativo que genera Tiger Woods, desde aquel accidente a las puertas de su domicilio en Isleworth (Florida), a finales de noviembre de 2009, cuando supuestamente Elin Nordregen impactó el cristal trasero del Cadillac con el hierro 7, situación que al final terminó con un divorcio millonario.
La crisis, ahora castigando articulaciones, sigue pegada a la espalda de Tiger, que también cambió a Hank Haney, su tutor de “swing” durante seis años, por Sean Foley; perdió patrocinadores como Accenture, AT&T, Gatorade, Gillete y la revista especializada Golf Digest después de 13 años de colaboración.
En esa mochila que arrastra Tiger no ha podido incluir título alguno, desde noviembre de 2009 (Masters australiano), y el peso de la carga lo ha obligado a descender en la clasificación mundial, desde el primer puesto hasta el decimoquinto.
Hace solo dos semanas, Woods rompió con la multinacional que lo representaba desde que se hiciera profesional en 1997, el “gigante” IMG, por fidelidad a Mark Steinberg, su agente desde finales de 1998.
“Estoy muy decepcionado por no poder jugar el Open, pero tengo que escuchar a los médicos y centrarme en el futuro”, comenta Woods desde su página web, y añade: “Ha sido una frustración, en un año difícil, pero estoy sometido a mi salud a largo plazo”.

Madrid/EFE
Ver comentarios