Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


Terrorismo contra terrorismo

Claudia Barrionuevo [email protected] | Lunes 07 junio, 2010



Terrorismo contra terrorismo


Barack Obama iluminaba el salón Este de la Casa Blanca con su encantadora sonrisa. Frente a él, un viejo pero juvenil Paul McCartney cantaba “Michelle”. El atlético presidente de Estados Unidos miraba a su Michelle repitiendo “ma Belle, sont des mots qui vont très bien ensemble”. Luego la pareja junto a sus fascinantes pequeñas Malia y Sasha bailaron junto a un grupo de connotados artistas al ritmo de “Hey Jude”. Las imágenes difundidas por los medios audiovisuales trasmiten una alegría familiar contagiante, libre de tragedias.
No hay fotos ni vídeos públicos de la esposa, las tres hijas y la nieta de otro hombre poderoso que murió junto con toda su familia días antes del homenaje al ex Beatle. Las pocas imágenes de Moustapha Abou al-Yazid número tres de Al Qaeda lo muestran como un hombre demasiado serio y austero. Dicen que era muy discreto: es difícil imaginárselo bailando, cantando o haciendo palmas.
Responsable financiero de los terribles atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 que les costaron la vida a 2.973 inocentes, el egipcio también conocido como Seij Said al Masri Yazid murió en un atentado terrorista, perpetrado por la CIA, en el cual también murieron inocentes.
El próximo 18 de julio se cumplirán 16 años del peor ataque terrorista sucedido en la Argentina. En 1994 un automóvil explotó en la puerta de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires provocando la muerte de 85 personas y dejando heridas a otras 300. Todas eran inocentes. Todas víctimas del terrorismo.
Los palestinos bloqueados en Gaza esperaban 10 mil toneladas de ayuda humanitaria. Medicinas, materiales de construcción, vehículos para discapacitados, casas prefabricadas y alimentos eran trasportados por seis barcos turcos. Entre los 800 pasajeros que acompañaban la ayuda humanitaria, viajaban parlamentarios de Alemania, Suecia, Irlanda, Noruega y Bulgaria. Los misiles israelíes atacaron las naves asesinando a 18 civiles y dejando a decenas de heridos. Terrorismo de Estado.
Todo acto terrorista debe ser condenado. No importa si es cometido por la CIA, Hezbollah, Al-Qaeda o un estado. Ningún fin justifica al terrorismo como medio. La vida de todos es importante. Los inocentes no deben ser víctimas de las locuras de los que detentan el poder y creen tener derecho a masacrar a cualquiera.
Posiblemente Paul McCartney pacifista activo estaría de acuerdo conmigo. Tal vez le pueda recomendar a su admirador norteamericano Barack Obama la próxima vez que lo vea, que el terrorismo no debe combatirse con terrorismo y que merece ser condenado públicamente.

Claudia Barrionuevo
[email protected]



NOTAS ANTERIORES