Enviar
Instalaciones se habilitarán al público el 12 de este mes
Terminal en Liberia abre con gran atraso

Aviación Civil cobrará multa de $790 mil por demora de obras

Con una demora de nueve meses, el 12 de enero arrancará la operación de la nueva terminal del aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, Guanacaste.
La obra del aeropuerto internacional, construida a un costo de $35 millones, tuvo como fecha de entrega definitiva abril de 2011, pero la empresa Coriport a cargo del proyecto no la tuvo a tiempo.
Fue hace tres meses cuando se concluyó la construcción, pero la demora en la entrega de requisitos por parte del concesionario impidió su estreno con antelación.
Ese problema específico se dio porque la Dirección General de Aviación Civil exigía a Coriport entregar los planos completos de la construcción, con lo cual no contaba la firma.
A partir de los atrasos se acumuló un monto cercano a los $800 mil en multas, según el castigo establecido en el contrato.
Pero se integró una comisión que analizará las razones de la demora, para definir si todo fue por causa de la empresa. La esperanza es que el dinero ingrese a las arcas del Estado en no más de tres meses, dijo Francisco Jiménez, ministro de Transportes.
En la penúltima semana del año pasado, el Consejo Nacional de Concesiones realizó el primer cobro a la compañía por $70 mil.
Ese monto correspondió a los primeros 22 días, del total de ocho meses que figuran como atraso en la entrega de las obras en Liberia.
“Estamos claros en que ha habido atraso en la entrega definitiva de la terminal de Liberia, pero la obra que estamos recibiendo sí que reúne todas las características que esperaba el país”, reconoció Jiménez.
Aviación Civil achacó desde un inicio el atraso al consorcio norteamericano-costarricense Coriport, integrado por MMM Aviation Group, Houston Airport System, Emperador Pez Espada, Brad and Ted Corporation y Cocobolo Inversiones.
Dichos inversionistas financiaron la obra con un crédito y tendrán la terminal bajo su administración, por un periodo de 20 años.
No obstante, los empresarios sostienen que detalles de la supervisión de las obras fue lo que echó por la borda el cumplimiento de los tiempos de entrega.
“Las revisiones que se hacían por parte de las autoridades eran sumamente minuciosas”, explicó Jackeline Jiménez, representante de la firma asesora en imagen de Coriport.
Aunque a partir del 12 de enero los visitantes serán recibidos en las nuevas instalaciones, no será hasta marzo cuando todos los detalles queden afinados y terminados.
Asimismo, el último elemento del contrato un incinerador para disponer de los desechos sólidos que genere la terminal aérea no entrará en funcionamiento hasta enero de 2013.
La nueva terminal de pasajeros tiene una capacidad de 1.500 personas y se espera que por ella ingresen al país unos 500 mil visitantes al año.

Ernesto Villalobos
[email protected]

Ver comentarios