Enviar
Techo cambiario seguiría intacto
Central asegura que no planea mover límite superior de las bandas, a pesar de sus recientes intervenciones

Víctor Sanabria
[email protected]

Las reservas monetarias en poder del Banco Central de Costa Rica (BCCR) se redujeron en $42,7 millones durante abril, como medida para suplir el exceso de demanda de dólares en el mercado. Además, entre el 4 y 8 de mayo la entidad vendió cerca de unos $33,5 millones.
Aunque analistas pudiesen considerar que estos comportamientos podrían presionar al Central a mover el techo cambiario hacia arriba, la historia parece ser otra.
“No consideramos apropiado reaccionar a las presiones de corto plazo, pues están contempladas en el diseño de la banda cambiaria”, afirmó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del BCCR, quien agregó que en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se contempla una eventual reducción de las reservas durante el segundo y tercer trimestre del año, la cual se recuperaría a finales de 2009.
Por otro lado, el ritmo en la caída de las importaciones y del déficit comercial acumulado en el primer bimestre, un 61% menor al del mismo periodo del año anterior, se traduce en una válvula que libera presión ante la idea de ejecutar un movimiento en el margen superior.
“No veo presión en este momento, aunque es claro que una devaluación más rápida sería beneficiosa para los sectores que generan dólares”, afirmó Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.
Por otro lado, analistas consultados coinciden en que la apertura del Mercado de Monedas Extranjeras (MONEX) ha reducido cierta presión.
Ello en el sentido de que la autoridad monetaria intervenga comprando y vendiendo divisas y, con ello, afecte el comportamiento cambiario.
“La participación de personas y empresas en el mercado mayorista ha tenido un efecto limitado, pero pareciera que se ha vuelto más competitivo. Es probable que este comportamiento refleje un proceso de maduración del mercado cambiario”, manifestó Fernando Estrada, gerente de Estrategia de INS Valores.
Pero a pesar de esos escapes de fuerza hacia el techo desde el punto de vista económico, en lo que llevamos del año el tipo de cambio se ha devaluado un 4,91%. Ello debido a la constancia cambiaria de pegarse al techo.
En la encuesta de expectativa de inflación y variación del tipo de cambio desarrollada por el Banco Central y publicada en abril, el resultado fue una proyección de devaluación a tres, seis y 12 meses del 1,9%, 3,8% y el 6,8%, respectivamente.
Mientras tanto, la expectativa anual de variación en el tipo de cambio visualizada por expertos es de un 9%, gracias a una mayor preferencia para realizar inversiones en moneda estadounidense.
“Con la depreciación implícita en el techo de la banda se va generando el espacio para acomodar eventuales presiones sobre el tipo de cambio”, afirmó Gutiérrez.
No obstante, “conforme vayamos avanzando en el año y se intensifiquen los efectos de la menor entrada de divisas, podríamos observar una reversión en la falta de presión”, comentó Randall Castro, analista financiero de E3 Corp.

Ver comentarios