Enviar
Teatro Nacional se pondrá al día con discapacitados
Se disminuirá la altura de la boletería y harán un buque para colocar un ascensor; otros escenarios importantes de la capital ya cuentan con todos los requisitos

Los señalamientos que recibió el Teatro Nacional el mes anterior, de que hay elementos de la Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad que no está cumpliendo, tienen su tiempo contado.
Autoridades del edificio patrimonial ya tienen listo un plan con el que buscarán cumplir las solicitudes del Ministerio de Salud, luego de una inspección realizada el 27 de mayo.
Las acciones se llevarán a cabo este año e incluyen cambios sustanciales, como la construcción de un baño para discapacitados en cada uno de los tres pisos del edificio y la apertura de un buque para colocar un ascensor a futuro. Para ello se tiene planeado desarmar uno de los cuatro ductos de escaleras que van a dar hasta la zona de galería y que son prefabricados de metal atornillado.
“Eso tiene cuatro metros de ancho, entonces ahí perfectamente metemos un baño para cada nivel, y un ascensor llegando a galería”, explicó William Monge, jefe de conservación del TN.
Estas obras no causarán un daño importante al edificio. “Lo único que van a dañar son dos huecos para dos puertas, el Centro de Patrimonio dio permiso”, afirmó Monge.
El plan también contempla obras más rápidas como la ampliación de la rampa con la que ya cuenta el teatro en su entrada principal, que ahora mide 3,80 metros de largo y con los cambios será más ancha, medirá seis metros de largo y que cumpla con un 8% de pendiente que requiere para usar una silla de ruedas.
También la colocación de un pasamanos en la escalinata del segundo vestíbulo del edificio, donde está la pintura del billete de ¢5, así como la colocación de extintores en un pedestal para que sean más visibles.
Además la disminución de la altura de la boletería para que esté al alcance de todas las personas; ahora mide 1,10 metros de alto y quedará en 90 centímetros.
Como el plan del ascensor es a futuro, el teatro contempla adquirir una oruga, un aparato donde se monta la silla de ruedas para subirla a un nivel superior, y que en este caso se usaría para comunicar el primer y segundo piso.
A ello se sumará la colocación de rótulos y material antiderrapante en las gradas, y la iluminación de las gradas dentro de los palcos.
El costo de las obras todavía no ha sido calculado en su totalidad; sin embargo, la construcción de los baños tendría un valor aproximado a los ¢12 millones.
Ese monto será financiado por el Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura, mientras que el teatro cubrirá el resto con su presupuesto.
El plan será presentado ante el consejo directivo del teatro este jueves y el Ministerio de Salud lo recibiría el próximo lunes 27, según Monge.
La inspección que hicieron funcionarios de Salud al teatro se debió a una denuncia que puso un ciudadano.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios