Tasa estable en colones, pronóstico incierto en dólares
“Respecto a la tasa de interés, vemos una leve presión al alza, pero no llegaría a más del 8%”, comentó Rudolf Lücke, economista de la UCR. Archivo/La República
Enviar

Se prevén moderados aumentos en las cuotas de los préstamos

Tasa estable en colones, pronóstico incierto en dólares

Encaje del 15% al fondeo internacional empujaría alza

Los deudores en colones podrían estar tranquilos, ya que se espera que la tasa de interés en moneda nacional solo tenga moderados aumentos.
Por otro lado, para quienes tengan préstamos en dólares, el pronóstico es incierto, pero no dramático, ya que existen varios aspectos que podrían presionar al alza el interés en estos créditos.
Luego del aumento del dólar durante 2014, el crédito en colones se disparó, en detrimento del crédito en moneda foránea.
Este año el gobierno tratará de mantener esta tendencia y para ello el Banco Central elevó a consulta una nueva metodología de cálculo de la tasa básica pasiva, que es la tasa de referencia para la mayoría de los préstamos en colones.
De esta manera, busca disminuir la volatilidad de las tasas en colones.
Además, el mes pasado, redujo la tasa de política monetaria en 50 puntos básicos, que es la tasa a la que el Central les presta dinero a los bancos comerciales.
“Para este año, la tasa de interés permanecerá tranquila, no habrá mucha volatilidad, ni presiones para que la misma suba o baje. Probablemente, se mantenga muy estable todo 2015”, indicó Mariano Benavides, gerente de Productos del Banco de Costa Rica.
Por otro lado, la autoridad monetaria impondría un encaje del 15% al fondeo internacional de las entidades financieras, con lo que encarecerían los créditos en dólares en nuestro país, algo que podría suceder en los próximos dos meses.
Asimismo, en el plano internacional, aunque la Reserva Federal insiste en que el aumento en la tasa de interés no se dará hasta setiembre o más allá de esa fecha, la recuperación de la economía estadounidense presionaría al alza el interés este mismo año.
La tasa en dólares podría sufrir un aumento durante el transcurso del año, pero no será dramático para 2015.
Ante un panorama mundial que vislumbra un magro desempeño económico de Europa y un mayor crecimiento norteamericano, se espera que las tasas de interés en dólares se mantengan estables, al menos, hasta junio o setiembre.
Lo cierto es que las finanzas de Estados Unidos continúan dando señales positivas de recuperación, con una constante reducción del desempleo y un crecimiento lento pero sólido; sin embargo, la inflación es menor a la deseada por la autoridad monetaria de ese país (FED).
Durante los últimos años, la inflación no superó el 2%, que es la meta mínima establecida por la FED.
Si se lograra alcanzar la meta en los próximos meses, podría esperarse un aumento en las tasas de interés para junio o setiembre, de todas maneras, el aumento debería ser moderado, para no poner en riesgo los logros obtenidos por la economía norteamericana.
Un aumento de la tasa de interés haría más atractivos los bonos del tesoro norteamericano, tentando a los capitales a salir de los países emergentes e instalarse en Estados Unidos.
De darse un aumento mayor a lo previsto, podrían generarse desequilibrios macroeconómicos, por lo que el Banco Central costarricense fortalecerá sus reservas con un plan de compras por $800 millones durante el año, para que no afecte el tipo de cambio.
La intención de mantener las preferencias populares del lado del colón inclinan la balanza a pensar que el gobierno, suponiendo que no se den golpes que desestabilicen la economía, hará un esfuerzo por mantener las tasas en colones estables y con la menor volatilidad posible.
“Vemos un año tranquilo, respecto a la tasa de interés, con una leve presión al alza, pero no llegaría a más del 8%”, indicó Rudolf Lücke, economista de la Universidad de Costa Rica.
En ausencia de una reforma fiscal y con la degradación de la calificación crediticia de los últimos meses, se generarán presiones en las tasas en colones cuando el gobierno intente financiarse.
Además, en 2015 hay vencimientos de deuda equivalentes al 15,6% del total.
Afortunadamente, el gobierno contará con la última emisión de los eurobonos por un valor de $1.000 millones, lo que le permitirá tener dinero fresco para asumir sus obligaciones.
Asimismo, el bajo costo del combustible, una inflación controlada y bajas tasas internacionales permitirán al Gobierno central no tener presiones extra al momento de fondearse.

Javier Adelfang
[email protected]
Colaboró Fabio Parreaguirre

 

 



Ver comentarios