Supervisión de bancos centralizada: Draghi
El objetivo es que el BCE coopere con las autoridades europeas existentes y con la Autoridad Bancaria Europea para efecto de la supervisión. Bloomberg/La República
Enviar

Supervisión de bancos centralizada: Draghi

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, abogó por que la entidad monetaria supervise todos los bancos de la zona del euro, también los más pequeños, cuando asuma la supervisión bancaria unificada, algo a lo que se opone Alemania
En un congreso sobre banca europea celebrado en Fráncfort, Draghi enfatizó ayer que el BCE debe mantener su independencia y que las funciones de política monetaria y de supervisión deben separarse.
El presidente del BCE dijo que "es esencial tener la base legal tan pronto como sea posible, idealmente el 1 de enero de 2013, para que puedan comenzar los preparativos".
"Una lección de la crisis financiera es que no sólo los conglomerados bancarios grandes internacionales tienen la capacidad de desestabilizar el sistema financiero", apostilló Draghi.
"Debido a las interconexiones y los mecanismos de contagio, incluso las instituciones más pequeñas pueden convertirse importantes" para el sistema financiero de la zona del euro, según Draghi.
Estos bancos más pequeños tienen una fuerte presencia en Europa: en casi la mitad de los países de la zona del euro, más del 60% de los activos bancarios totales están en manos de bancos más pequeños.
El presidente del BCE recordó que los bancos más pequeños tienen el 30% de los activos bancarios totales en la zona del euro.
"Para preservar la estabilidad financiera, el consejo de supervisión podría hacer valer el control sobre todos los bancos que participan", dijo Draghi.
El BCE cooperará estrechamente con las autoridades nacionales y con las autoridades europeas existentes, como la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés).
Draghi propuso que "el supervisor europeo trabajará como un sistema descentralizado con el consejo de supervisión en el centro".
Este consejo de supervisión estará compuesto predominantemente de representantes de las autoridades de supervisión nacionales, dijo el presidente del BCE.
El método de trabajo y la toma de decisiones será colectiva, basada en un "acercamiento colegial".
Draghi instó a los gobiernos europeos a continuar aplicando "las reformas estructurales necesarias a nivel nacional" ya que el BCE no pude sustituir la actuación de los gobiernos.
"Esto es esencial para ganar competitividad donde se ha perdido y para establecer los fundamentos para un crecimiento equilibrado y sostenible en el futuro", según Draghi.
Draghi fue tajante y enfatizó que "el BCE no ha entrado en las funciones que son de los gobiernos, éstos tienen que asumir sus responsabilidades para afrontar la crisis de una manera decidida".
Apostilló que "a nivel europeo, los líderes necesitan seguir con determinación su compromiso de llevar a cabo las reformas institucionales necesarias para completar la Unión Económica y Monetaria".
"Esto es lo que restaurará completamente la estabilidad en nuestro continente", afirmó Draghi.
Draghi dijo que el BCE está listo para aplicar el nuevo programa de compra ilimitada de deuda soberana.
El presidente del BCE defendió las medidas no convencionales que la entidad monetaria europea ha aplicado para afrontar la crisis financiera y de endeudamiento soberano, como las bajadas de los tipos de interés, las inyecciones de liquidez a largo plazo y las compras de deuda pública.

Franckfort (Alemania) / EFE

Ver comentarios