Superclásico en blanco
Las patadas y jalonazos son pan de cada día en el clásico argentino y ayer no fue la excepción. El millonario Camilo Mayada terminó con la camisa estirada gracias a Jonathan Silva. JUAN MABROMATA-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

En el segundo superclásico del torneo, válido por la fecha 12, Boca y River no se sacaron diferencias y empataron 0-0 en La Bombonera. Fue el mismo resultado que se había registrado en el primer encuentro entre ambos, aquella vez disputado en el estadio Monumental.
River Plate dejó ir una muy buena oportunidad de vencer a su eterno rival. Los dirigidos por Marcelo Gallardo jugaron en superioridad numérica desde el minuto 11 por la expulsión de Pablo Pérez, sin embargo, nunca pudieron ejercer un dominio claro en el partido.


La primera parte fue atrapante. Situaciones de gol, tarjetas, lesiones y discusiones fueron los condimentos de una etapa en la que, aunque se dividieron la posesión de pelota, en el balance, el local fue algo más.
Luego de una jugada preparada de tiro libre, Balanta quedó solo frente a Orión, chocó con el arquero y, desde atrás, Pérez le pegó una patada. El árbitro advirtió la acción y expulsó de manera directa al volante de Boca.
Aun con un hombre menos, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se fueron en busca de la apertura del marcador y, por un tramo del encuentro, lograron acorralar a su rival en su área. En una de las jugadas de peligro que logró hilvanar en ese lapso, Carlos Tévez remató al arco, pero Barovero contuvo en dos tiempos.
River se adelantó en el campo de juego sobre la media hora del partido, moviendo la pelota de lado a lado en la cancha, con Andrés D'Alessandro como gran conductor del equipo. En sus mejores aproximaciones, Alario conectó un cabezazo por arriba del travesaño y "El Cabezón" se lució con un remate de tiro libre que Orión debió volar para mandar al córner.
En el cierre de la etapa, Boca perdió a Fernando Gago, quien debió abandonar la cancha por lesión.



Leicester a cinco puntos

El equipo revelación de la Premier League, Leicester City goleó por 4-0 al Swansea y sumó 76 unidades.
En estos momentos, está a solo cinco puntos de hacer historia y evitar que el Tottenham lo rebase para coronarse campeón de Inglaterra.
Restan tres fechas y están a 8 puntos del Tottenham que hoy enfrenta al Albion.
Al equipo que dirige el italiano Claudio Rainieri, le restan estos compromisos: ante Manchester United de visita; recibe al Everton y va de visita contra Chelsea.
 


Ver comentarios