Socialistas españoles suavizan posiciones con PP ante elecciones
Podemos sería el grupo que más se beneficiaría con unas nuevas elecciones si su líder, Pablo Iglesias, consigue pactar una alianza con la formación excomunista Izquierda Unida. Bloomberg/La República
Enviar

 El líder del partido socialista español, Pedro Sánchez, ha comenzado a reconstruir su relación con el Partido Popular, la formación gobernante, tras aceptar que su intento por alejar del poder al partido conservador ha fracasado. Al menos por ahora.
Sánchez reconoció que se había equivocado al decir que la relación del presidente en funciones, Mariano Rajoy, con los escándalos de corrupción de su partido hacían que el líder conservador no fuese un candidato apto para gobernar, según una entrevista de radio del jueves por la mañana.
Es el segundo día consecutivo en el que Sánchez entona un mea culpa desde que el rey de España, Felipe VI, puso fin a las conversaciones para una coalición el martes ante el bloqueo de las negociaciones.
El momento más dramático de la campaña de las últimas elecciones fue durante un debate cara a cara en el que Sánchez tachó a Rajoy de no ser “decente” por haberse mantenido en el poder después de que la prensa publicase mensajes de texto de apoyo del líder conservador a un cargo de su partido que estaba siendo investigado por corrupción.
Rajoy se mostró visiblemente afectado por el ataque y calificó la afirmación de “ruin, mezquina y miserable”.
El líder socialista manifestó a la Cadena Ser que cree que ese día se equivocó en la forma en la que se expresó, aunque “no en el fondo” y puntualizó que sigue creyendo que Rajoy debía haber dimitido tras enviar ese mensaje de texto.
Mientras España se dirige a las segundas elecciones en seis meses, Sánchez está intentando contener la disidencia dentro de su partido y afianzar su posición tras perder dos votaciones a su investidura en el Parlamento.
 




 


Ver comentarios