Enviar
Sinfónica se rinde ante Benjamín Gutiérrez

Carolina Barrantes
cbarrantes@larepublica.net

El legado musical amplio, diverso y rico que ha dejado en cada uno de sus pasos el compositor costarricense Benjamín Gutiérrez, serán las notas que darán vida a un nuevo concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional.
El ensamble llevará a cabo una velada en el Teatro Nacional este viernes, para rendir homenaje precisamente al músico tico cuya obra también ha trascendido las fronteras del país y marcado la pauta a nivel internacional.
Tal y como debe ser, el encuentro será por lo alto con “bombos y platillos”, y contará con dos invitados, Eddie Mora, como director de la Sinfónica y el oboísta Jorge Rodríguez.
La punta de lanza del homenaje serán seis composiciones del nacional, las cuales vieron la luz en la partitura y la pluma del compositor entre 1961 y 1992.
Dos de ellas son “El Pájaro del Crepúsculo”, una ópera basada en un cuento japonés, así como “Pavana”, pieza que se caracteriza por su melodía apacible, en la que los violines van en crescendo y luego hay suaves oscilaciones.
A esas obras se unirán “Homenaje a Juan Santamaría” de 1966, compuesta para orquesta sinfónica, “Introducción y Allegro para Cuerdas” de 1978 y “Bosquejos para Oboe”, esta última data de 1992.
El programa de la velada cerrará con broche de oro con la composición “Preludio y la danza de la pena negra” de 1986.
Esta cita exclusiva para el derroche de talento tico se iniciará a las 8 p.m., y las entradas tendrán un costo entre ¢3 mil en galería derecha, y ¢15 mil en primeras filas de las butacas.
El homenaje al compositor tico se iba a efectuar en un inicio en agosto y en doble fecha, una en el Teatro Nacional y otra en la Universidad de Costa Rica.
Mas la Sinfónica adelantó el encuentro y lo unificó en una sola noche este mes, en sustitución de la velada “Antología de la Zarzuela”, que de igual forma se iba a dividir en dos días.
Benjamín Gutiérrez inició sus estudios musicales desde muy temprana edad en su propia casa, hasta que en 1953 ingresó al Conservatorio de Música de la Universidad de Costa Rica donde estudió piano.
Su producción abarca una gran variedad de música, incluyendo composiciones exclusivas para cuerdas hasta obras que abarcan otros instrumentos y orquesta.
También cuenta con tres óperas, entre ellas “Marianela” basada en la novela del español Benito Pérez Galdós, la que se ha considerado la primera ópera centroamericana.
Ver comentarios