Sigue lucha por educación dual
Enviar

Resumen ejecutivo
Las universidades privadas esperan que se apruebe el proyecto de educación dual a mediados de mayo.
Los sindicatos educativos por su parte, apoyados por el Frente Amplio, siguen oponiéndose.


Sin embargo, los promotores han propuesto algunas variaciones al concepto, que podrían ayudar a llegar a un consenso.
La educación dual incentivaría a los jóvenes a no abandonar el colegio, al aprender una carrera técnica, al mismo tiempo que la académica.

 


Las universidades privadas esperan que se apruebe el proyecto de educación dual a mediados de mayo, una vez haya pasado el tema de la elección de directorio de la Asamblea, así como de los jefes de bancada.
Los sindicatos educativos por su parte, apoyados por el Frente Amplio, siguen oponiéndose, al considerar que el énfasis en la enseñanza técnica limita el acceso a la educación diversificada.
Sin embargo, los promotores del concepto han propuesto algunas variaciones al concepto, que podrían ayudar a alcanzar un consenso, como la inclusión de los colegios técnicos en el proyecto.
“Estamos anuentes a llegar a un acuerdo con el Frente Amplio. Vamos a dar una última oportunidad porque nos garantizaron que luego de conversar, algunos grupos opositores estarían de acuerdo en votar el proyecto”, dijo Mario Redondo, diputado de Alianza Demócrata Cristiana.
El proyecto de la educación dual autorizaría a las universidades a elaborar programas que combinen dos terceras partes de formación teórica con una tercera parte de práctica en una empresa, siempre y cuando las carreras sean técnicas y no profesionales.
Para los jóvenes, se trataría de una alternativa fuera de la educación formal para aprender un oficio certificado sin que el bachillerato sea un requisito.
Actualmente, un tercio de ellos se dedica a oficios poco remunerados, que no les exigen el bachillerato, al no terminar la educación secundaria.
“Es una opción para quienes están fuera, porque si no están calificados y no terminaron sus estudios ¿qué oportunidad tienen? ¿Ir a trabajar a una tienda o que se les despida sin derecho a nada?”, dijo Ronny Monge, diputado de Liberación Nacional.
La propuesta es que el estudiante adquiera, en una institución educativa, los conocimientos teóricos para llevar a cabo alguna ocupación no formal, mientras ejecuta ese aprendizaje en un ambiente laboral real.
Para ello, las empresas interesadas en acoger la dualidad firmarán contratos civiles con este estudiante, los cuales no les obligan a brindarle garantías laborales, pero sí a darle un reconocimiento económico y a cubrirlo con una póliza por riesgos del trabajo.
Además, estas empresas estarán en la obligación de certificar un mentor por cada cinco estudiantes para que los formen durante su práctica laboral.
Las instituciones educativas por su parte, tendrán que certificar a sus docentes.
La edad mínima para optar por la educación dual será de 15 años y el interesado deberá tener el sexto grado de educación primaria aprobado.
Para los jóvenes con bajos recursos se crearían becas provenientes del 0,005% del presupuesto destinado al Ministerio de Educación Pública.
Las universidades estatales no entrarían en el proyecto, esto porque su marco regulatorio lo impide.

201604202016040.recuadro-10-11.gif


Ver comentarios