Shields se pondrá sotana
James Shield llega a reforzar la potente nómina que presentarán los Padres de San Diego para la temporada que arranca en abril.Doug Ellis/AFP-La República
Enviar

Shields se pondrá sotana

Juego de Estrellas de 2017 será en Miami

El lanzador derecho James Shields firmó contrato de cuatro temporadas y $75 millones con los Padres de San Diego, en lo que se convierte en el mayor contrato en la historia del club con un agente libre.
Shields, de 33 años de edad, suma experiencia en dos Series Mundiales lanzando para Tampa Bay en 2008 y los Reales de Kansas la temporada pasada.


El serpentinero ha lanzado al menos 200 episodios en cada una de las pasadas ocho temporadas.
Trabajando para Tampa Bay el lanzador tuvo marca de 114-90 con promedio de efectividad de 3.72 en nueve temporadas.
Mientras que en la campaña del año pasado tuvo registro de 14-8 con promedio de efectividad de 3.21.
Shields ganará $10 millones esta temporada y $21 millones en cada una de las competencias del 2016 al 2018, y los Padres cuentan con una opción de $16 millones para 2019.
Shields asumió un rol secundario en la temporada de agentes libres de este año, expresando su deseo por un contrato de cinco años en las cercanías de las nueve cifras, y solo se convirtió en una fuente de interés real una vez Max Scherzer y Jon Lester salieron del mercado. Aun en ese momento, el precio de Shields tuvo que bajar de los $100 millones antes de que se convirtiera en un verdadero lujo.
Con $75 millones y eliminando ese quinto año, Shields se convierte en un buen precio, dos palabras que uno escucha a menudo sobre el mejor jugador disponible en la agencia libre.
Shields tiene 33 años, pero la gente no debe considerar la edad del lanzador de la misma manera que lo hace con un bateador. Mientras los bateadores tienden a tener una curva de edad definible, el envejecimiento del lanzador generalmente luce como una larga pendiente.
La cifra de $75 millones para Shields iguala la que le deben los Padres a Matt Kemp durante los cinco siguientes años, y los Dodgers deberán pagar a Kemp los $32 millones restantes de un contrato de $107 millones.
Antes del traspaso de Kemp y el contrato de Shields, el acuerdo previo más grande en la historia de los Padres eran la extensión de tres años del contrato de $52 millones a Jake Peavy.
Mientras que el contrato más grande con un agente libre era el de tres temporadas y $30 millones con Brian Giles.
De la Gran Carpa también se informó que los Marlins de Miami serán el equipo anfitrión del Juego de las Estrellas de la temporada de 2017.
El campo Marlins Park, que abrió sus puertas en 2012, recibirá el juego que marca la mitad de temporada de la competencia de las Grandes Ligas, después de que lo hagan los Rojos de Cincinnati este año y los Padres de San Diego en 2016.


Houston, EE.UU.
EFE

 


Ver comentarios