Enviar
Sábado 26 Octubre, 2013

En Costa Rica la legislación laboral ha ofrecido desde hace unos años una regulación especial al trabajo doméstico


Servidoras domésticas más protegidas

Costa Rica dio un gran paso al convertir en Ley de la República el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre trabajadoras y trabajadores domésticos, un instrumento que busca mejorar las condiciones laborales de decenas de millones de personas dedicadas a estas labores en todo el mundo.
Datos de la Encuesta Nacional de Hogares, revelan que en el país existen 135.512 hogares con servicio doméstico, lo que equivale a 13.112 hombres y 122.400 mujeres que cumplen con este trabajo.


Se trata de personas que hacen un importante aporte al sistema productivo nacional, pues posibilita, principalmente a las mujeres que salen de su hogar a trabajar, mantener el equilibrio con su familia, para insertarse en el mercado laboral y llevar el sustento a sus hogares.
Esta ley viene a dar un mayor valor económico y social al trabajo doméstico, a mejorar las condiciones de trabajo y de vida de quienes se dedican a la actividad.
Con la firma de la Ley, ratificamos como gobierno, el compromiso de adoptar medidas que aseguren a las personas trabajadoras domésticas los mismos derechos básicos que disfrutan otros trabajadores en el país, incluyendo horas de trabajo razonables, descanso semanal de al menos 24 horas consecutivas, un límite a los pagos en especie, información clara sobre los términos y condiciones del empleo; poniendo especial atención en el caso de los trabajadores migrantes, así como el respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo, incluyendo los de libertad sindical y la negociación colectiva.
También dispone la necesidad de que se cuente con un salario mínimo que se pague en efectivo, el derecho a un entorno de trabajo seguro y saludable, condiciones no menos favorables de las que gozan los trabajadores en general con respecto a la protección de seguridad social y contra las prácticas abusivas de contratación a través de agencias de empleo privadas.
Contrario a lo que ha venido sucediendo en otros países, en Costa Rica la legislación laboral ha ofrecido desde hace unos años una regulación especial al trabajo doméstico remunerado y ha asumido responsabilidades con el cambio de normativa en el Código de Trabajo, en la equiparación de los derechos de las personas trabajadoras domésticas en relación al resto de trabajadores.
Es oportuno recordar que el Convenio es un tratado internacional vinculante para los Estados miembros que lo ratifiquen, por lo que constituye una herramienta importante para el mejoramiento de las condiciones de las trabajadoras y trabajadores domésticos, tanto en la legislación como en la práctica nacional. La ratificación de este Convenio Internacional como es conocido, tiene un rango superior al de una Ley Nacional.
El Poder Ejecutivo reconoce el trabajo legislativo de aprobación del Proyecto de Ley de Aprobación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajadoras y trabajadores domésticos, por parte de los señores Diputados y señoras Diputadas de la Asamblea Legislativa y guarda la esperanza de que las personas trabajadoras domésticas en Costa Rica vean fortalecidas sus garantías, al contar con una normativa superior a la ordinaria, aprobada y ratificada, que resguarde todos sus derechos laborales.

Olman Segura Bonilla

Ministro de Trabajo y Seguridad Social