Enviar
Serpiente come bolas de golf


En Australia, una serpiente pitón de 80 centímetros de largo se tragó cuatro bolas de golf. Al parecer, el animal asaltó un gallinero donde los granjeros habían colocado las pelotas para incitar a las gallinas a que incubaran los huevos. La serpiente confundió estas bolas de golf con huevos y se las comió.
“La serpiente pensó que había conseguido una excelente comida y se tragó las bolas de golf, que por supuesto, no pudo digerir muy bien, y como resultado la lesionaron. Se alojaron en los intestinos bajos y no podían salir de su cuerpo. Cuando la trajeron vimos que la única opción para salvarla era extraer las pelotas con una cirugía”, comentó Michael Pyne, veterinario.
Para evitar que muriera, un grupo de veterinarios trabajó por varias horas en una meticulosa cirugía, hasta que lograron extirpar cada una de las cuatro pelotas de golf.
“Estas son las primeras pelotas de golf que extirpamos, pero esto pasa, el pitón ama los huevos y todo el tiempo anda en los gallineros y los corrales”, agregó Pyne.
La serpiente fue encontrada por un grupo de granjeros, quienes la llevaron al santuario. De acuerdo con los expertos, de no haber sido intervenido quirúrgicamente el animal habría muerto.
Ver comentarios