Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 27 Noviembre, 2013

Hay rumores de que pronto estará volando una nueva línea aérea costarricense. ¡¡Bienvenida!!


Se necesita una línea aérea tica

Todos los pasajeros frecuentes lo comentan —siempre parece vacío el Juan Santamaría. Claro, esto se debe en parte a que ahora hay una terminal más espaciosa y organizada, pero la verdad es que al quitarse el “hub” una de las líneas aéreas principales, ya no hay cientos de pasajeros todos los días cambiando de avión, de paso por un tiempito antes de salir a su destino final.
Es un secreto a voces que las ventas de las tiendas y expendios de comida y bebida han mermado y que más de uno de los inquilinos están evaluando su permanencia en la terminal, tomando en cuenta los alquileres altos que están pagando por el privilegio de operar en la misma.
No importa de quién es la culpa por el retiro del “hub,” pero en parte es producto de la incapacidad de la Dirección General de Aviación Civil de cumplir con sus deberes y además hacer que el anterior concesionario cumpliera con los suyos; fue un ejemplo clásico del porqué no funcionan las “cosas” en el país.
Durante seis años, la línea que retiró el “hub” hizo intentos valientes de operar en un aeropuerto con cinco “mangas” decrépitas y un edificio a “medio palo.”
Pero la ausencia de un “hub” también afecta a turistas y viajeros nacionales por igual. Ya casi no hay vuelos diarios directos sin escala a diferentes puntos de importancia para los usuarios del aeropuerto; las líneas aéreas lo niegan en su propaganda, pero tener que pasar por San Salvador, Bogotá o Panamá agrega un mínimo de tres horas de viaje a cualquier destino.
Por ejemplo, antes Cartagena era un destino interesante para ticos que querían vacacionar; había un vuelo directo sin escala a ese aeropuerto desde el Santamaría que duraba 75 minutos. Ahora hay que pasar por la capital colombiana o la panameña y el viaje dura cuatro horas.
Para llegar a Los Ángeles, Chicago, Washington y otros destinos importantes se requiere un cambio de avión en algún lugar dentro o fuera del istmo centroamericano.
Costa Rica es menos interesante para convenciones, reuniones empresariales e incluso para turistas ahora que es “más complicado” llegar.
Los viajes dentro de Centroamérica, lugar donde empresarios y funcionarios de Gobierno necesitan ir con mayor frecuencia, son de los más caros en el mundo, kilómetro por kilómetro.
Pero hay otras implicaciones. En el último año Costa Rica y Canadá firmaron un acuerdo de cielos abiertos. Cualquier línea aérea canadiense puede volar al país sin ninguna limitación, y lo mismo es cierto para una compañía nacional. El problema es que no hay línea de bandera nacional que pudiera aprovechar esta oportunidad.
Sí hay mayores operaciones de líneas canadienses, pero el volumen de pasajeros entre ese país y Costa Rica es menor de lo que hubiera sido si operara una línea costarricense con el apoyo fuerte del Instituto Costarricense de Turismo con promociones en aquel país norteamericano.
Hay rumores de que pronto estará volando una nueva línea aérea costarricense. ¡¡Bienvenida!!

Carlos Denton
cdenton@cidgallup.com