Enviar
¡Se derrumbó Texas!
Los Rays les empatan la serie luego de dos derrotas

Un poderoso ataque dirigido con un jonrón del antesalista Evan Longoria llevó ayer a los Rays de Tampa Bay a un triunfo 5-2 sobre los Vigilantes de Texas, que obliga al quinto juego de la serie divisional.
Los Rays perdieron los primeros dos juegos de la serie pero ahora sumaron dos victorias consecutivas y pusieron números iguales de 2-2.
Los de Tampa obligan al quinto juego para definir cuál equipo pasará a la final por el título de la Liga Americana, y disputarlo contra los Yanquis de Nueva York.
Este juego se llevará a cabo mañana en el “Tropicana Field”, cuando los Rays suban a la lomita a su abridor David Price (0-1), que enfrentará al serpentinero zurdo Cliff Lee (1-0), en duelo de revancha entre lanzadores que se enfrentaron en el primer juego de la serie.
El ganador enfrentará el viernes a los Yanquis, que “barrieron” 3-0 a los Mellizos de Minnesota.
De acuerdo con las estadísticas, de 16 equipos que perdieron los primeros dos juegos de serie final en su campo, solo los Yanquis en 2001 pudieron barrer en los siguientes tres para avanzar a la siguiente fase. Lo hicieron ante Oakland.
Longoria (1) hizo sonar el madero en la quinta entrada con batazo de vuelta entera sobre el relevo Dustin Holland, llevando a un corredor por delante.
El primera base dominicano Carlos Peña esta vez pegó de 4-2, remolcó una carrera y pisó dos veces la registradora.
La victoria se la acreditó el abridor Wade Davis, en cinco episodios, permitió siete imparables, un jonrón, dos carreras, dio tres bases y ponchó a siete.
El derrotado fue el abridor Tommy Hunter en labor de cuatro episodios, permitió seis imparables, tres carreras y retiró a siete por la vía del ponche.
En la Liga Nacional, ayer por la tarde, los Gigantes de San Francisco se pusieron arriba ante los Bravos 2-1, en mucho gracias a un detalle inusual. Se aprovecharon de tres errores de fildeo en un mismo partido del segunda base de los Bravos, Brooks Conrad, que pifió un rodado, se le cayó un globo y al final una bola fuerte pasó bajo su guante en el noveno episodio, para que los Gigantes viniesen de atrás y ganasen 3-2 a los Bravos.
Estos estaban a un “out” de tomar el control en la serie, pero un jugador de cuadro —que llegó a la titularidad debido a las lesiones de Chipper Jones y el venezolano Martín Prado— careció de acierto a la hora de atrapar la pelota.
El error de Conrad en el noveno episodio cambió por completo la historia del partido que hasta ese momento estuvo bajo control de los Bravos, máxime cuando el emergente Eric Hinske conectó un cuadrangular de dos carreras contra Sergio Romo en el octavo episodio y los Bravos se pusieron arriba 2-1.
Por desgracia para los Bravos, no estuvo Billy Wagner para cerrar el trámite. Fue retirado del roster antes del partido con una contractura muscular en el costado izquierdo, otra lesión que iba a pesar como una losa en la suerte del equipo de Atlanta.

Arlington, EE.UU.
EFE
Ver comentarios