Foto 1
El consumo en Brasil podría empezar a sufrir una vez que se reduzca la calificación crediticia por primera vez en una década en tanto el crecimiento se debilita y el déficit presupuestario del país alcanza el nivel más alto en cuatro años. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios