Saprissa reclama su espacio
Daniel Colindres hizo fiesta por su banda, imposible de detener para Roy Smith. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

201511222216470.34-recuadro.jpg
Al ritmo de su goleador Ariel Rodríguez, Saprissa se trajo de Santos tres puntos fundamentales para colocarse en puestos de clasificación.
Fue más sencilla la visita a Guápiles de lo que los morados pudieron imaginarse, rápidamente Ariel ya los tenía al frente en el marcador ante un rival perdido y desordenado desde la formación.

Atrás Santos no logró acomodarse, Jhamir Ordián reprobó como lateral, y Roy Smith junto con Edder Monguío naufragaron con él.
Por la banda izquierda, en el sector donde ataca Daniel Colindres los tibaseños encontraron una autopista desde el primer minuto y no la desaprovecharon.
Colindres se llevó a Ordián, una y otra vez, hasta que logró un buen centro hacia Rodríguez, quien falló en el intento de chilena, pero terminó confundiendo a Monguío que no logró rechazar y más bien terminó sirviéndole el balón al delantero para que hiciera el primero.
Muy sencillo para un Ariel, y mucho más cuando ni Monguío ni el arquero Marco Madrigal, tan errático como su equipo, no se pusieron de acuerdo y el goleador los madrugó para aprovechar el pase de Guzmán y hacer el 2-0.
Antes de eso el dominio había sido totalmente de los visitantes, Angulo estrelló un izquierdazo en el poste y Colindres desaprovechó el rebote, mientras que la propia defensa morada estrelló un rechace en el horizontal de Carvajal.
Se animaba Santos con alguna jugada sin fortuna arriba y lo pagaba con el gol. Así llegó el tercero, remate de Víctor Núñez que tapó Carvajal y a la carrera Colindres se llevó a Ordián y remató para vencer a Madrigal.
No había forma de que Santos respondiera, Carvajal sacó una mano para robarle el gol a Eder Cruz, y los guapileños urgidos de sumar para resguardar ese puesto de clasificación se fueron al descanso con un 3-0 que sabía a condena.
Para el complemento, Johnny Chávez cambió su equipo, trató de cerrarles la subida a los morados por las bandas.
Aunque los santistas se esforzaron más por no recibir más goles, que por descontar. Saprissa también fue bajando el ritmo, aunque cada vez que visitó el marco rival llevó peligro. Solo Cristian Bolaños atinó a sumarse a la fiesta del gol.
El volante se inventó una pared con Ariel, y frente al portero definió al ángulo.
Colindres pudo sumar su segundo tanto de la noche, pero disparó al portero, y los morados se fueron apagando conforme lo hizo Ariel, cansado del esfuerzo y satisfecho con los dos goles.
De Santos no hubo respuesta, fue una triste versión, lejos del equipo que lucha por clasificar. Del otro lado, Saprissa pide su campo.



 


Ver comentarios