Saprissa hizo fiesta en Cartago
Marvin Angulo volvió a vestirse de figura en el Saprissa, con dos golazos. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

201602142153020.recuadro-29.gif
Saprissa se dio el lujo de llevarse los primeros tres puntos del “Fello” Meza este torneo de Verano y lo hizo pasándole por encima a un indefenso Cartaginés.
A base de goles, los morados montaron la fiesta, lograron cuatro pero pudieron ser más.
Salió enredado el cuadro de la Vieja Metrópoli desde la alineación, con mucha marca pero dejando la obligación de la creación únicamente en Mauricio Castillo.
La tarea le quedó grande al creativo brumoso, perdido entre la defensa y el mediocampo saprissista.
Atrás, Adolfo Machado y Roy Miller junto con Joseph Mora y Aubrey David mostraron su mejor versión desde que inició el torneo, opacando por completo a Randall Brenes y Fabrizio Ronchetti, y luego a Alejandro Castro.
Con Cartaginés lejos del marco de Jaime Penedo, Saprissa empezó a encontrar espacios para atacar. A velocidad metía problemas cada vez que subía.
Alejandro Gómez sudó para sacarle un gran remate a Hansell Arauz.
El Monstruo manejaba el encuentro, tenía el balón y el gol no tardó en llegar. Ya había colgado varios tiros libres Marvin Angulo sin que nadie llegara a cazar, pero esta vez apareció Jonathan Moya para meter su cabeza, adelantarse a la defensa y el arquero, y enviar el esférico a red.
Con un gol muy al estilo de Moya se inauguró el delantero en el Verano.
Siguió perdido en el terreno de juego Cartaginés, ni el gol lo hizo reaccionar. Su jugada más cercana a Penedo fue un remate lejano de Juan Diego Madrigal que Miller rechazó cuando se aproximaba al marco.
Y Saprissa aprovechó para liquidar el juego antes del descanso. Un contragolpe conducido por Arauz sacando ventaja de que Vega y Smith chocaron entre ellos, acabó en el segundo tanto, obra de Minor Escoe. Ahí se la perdió Moya, que llegó tarde y en fuera de juego, pero no Escoe para seguir su racha con el gol.
Mientras Angulo de tiro libre y con complicidad de Gómez, muy a su izquierda, marcó el tercero ya en tiempo de reposición.
Ese gol fue determinante, Cartaginés se sintió muy lejos, Saprissa supo que todo era cuestión de manejar el partido. Y eso hizo en el segundo tiempo, con un cuadro brumoso indefenso, que le facilitó el trabajo y Angulo al 67’, cerrando una jugada de Diego Calvo marcó el cuarto.
El resto del partido sobró, ni los cambios podían cambiar la historia. Al final Penedo sacó un cabezazo de Castro y en un descuido Kevin Vega descontó, pero Saprissa ya tenía esos tres puntos en el bolsillo desde hacía rato.




 



Ver comentarios