¿Sabe lo que no debe hacer cuando se conecta a una red Wi-Fi pública?
“Hacer transacciones bancarias desde una red Wi-Fi abierta definitivamente es una mala práctica que pone en riesgo el patrimonio de los usuarios”, dijo Carlos Martínez, country manager de ESET Costa Rica. Esteban Monge/La República
Enviar

Abrir sus perfiles en redes sociales, consultar el saldo de su tarjeta en la aplicación bancaria o ingresar a su correo de trabajo mientras está conectado en la red Wi-Fi pública en su restaurante o cafetería favorita, puede abrir una puerta trasera para los hackers.

“Cualquier lugar que tenga una red para invitados por lo general la aísla de sus propias redes de trabajo porque sabe el riesgo, entonces las mismas empresas que ofrecen este servicio toman la medida de seguridad para no afectarse a nivel interno”, dijo Carlos Martínez, country manager de ESET Costa Rica.



Basados en que las redes que brindan Wi-Fi gratis por lo general no están resguardadas por barreras muy sólidas, los expertos de ciberseguridad recomiendan no hacer transacciones de tipo personal.

Es decir, no ingresar a páginas que tengan como requisito escribir un usuario y contraseña tal y como lo piden todas las aplicaciones de redes sociales, herramientas de correo electrónico, plataformas bancarias y específicamente las páginas de compra en línea.

Sin embargo el riesgo se reduce en gran medida si el usuario navega en páginas donde mantiene siempre la sesión iniciada.

Para aquellos usuarios que por lo general no pueden evitar conectarse al servicio gratuito de Internet inalámbrico, los expertos aclaran que también se pueden seguir ciertas prácticas para evitar la pérdida de datos confidenciales.

Si se va a navegar desde una computadora o un teléfono inteligente lo más recomendable es instalarles un antivirus con firewall, que trabaja como un muro que solo deja entrar y salir Internet de la computadora y bloquea cualquier tipo de ataque.

“Es muy difícil saber a simple vista si es o no una red segura, pero en el caso de los celulares el sistema operativo iOS10 alerta a sus usuarios cuando están usando una conexión insegura y abierta, pero los usuarios de Android deben protegerse con aplicaciones de terceros como Router Check”, indicó Ángel Salazar, representante de la firma de seguridad informática Check Point.

En caso de realizar alguna transacción en línea desde una red de Internet pública lo mejor es hacerla desde una tarjeta de crédito que tenga seguro para responder a casos de robo de dinero y utilizar contraseñas que no sean fáciles de predecir.

Robo de identidad, pérdida de reputación, pérdida monetaria, secuestro de información personal o corporativa, son algunos de los riesgos a los que puede quedar expuesto un usuario si navega en redes abiertas que están intervenidas.

 


OTRAS RECOMENDACIONES


Adicionalmente a las herramientas de tecnología que pueden evitar que sus datos sean raptados, los expertos en seguridad informática afirman que las buenas prácticas de navegación pueden reducir el riesgo

  • Navegar en páginas web seguras (que muestren https)
  • Usar contraseñas fuertes que no incluyan rasgos predecibles
  • No navegar desde un dispositivo móvil prestado

 

Ver comentarios