Rosberg pegó en Australia
De punta a punta el Mercedes conducido por Nico Rosberg se tragó la pista del circuito Albert Park de Melbourne. Paúl Crock/AFP-La República
Enviar

Rosberg pegó en Australia

Primera fecha de la F-1 se desluce con retiros de Vettel y Hamilton

El piloto alemán Nico Rosberg de Mercedes se apuntó la primera victoria de 2014 en el Gran Premio de Australia con los abandonos tempranos del alemán Sebastian Vettel de Red Bull y del británico Lewis Hamilton también de Mercedes, y un cuarto puesto para el español Fernando Alonso de la Ferrari.

201403162324140.a22.jpg
La fiabilidad que traicionó a Vettel y Hamilton sonrió a Rosberg, que lideró la prueba casi de principio a fin, con una gran maniobra de salida y un ritmo incontestable que ninguno de sus rivales osó amenazar en el circuito Albert Park de Melbourne.
Los dos acompañantes del alemán en el podio fueron los dos McLaren, el del danés Kevin Magnussen en su estreno en la categoría, y el del británico Jenson Button, que subió un peldaño en la clasificación tras la descalificación horas después del final de la carrera, del australiano Daniel Ricciardo de Red Bull por “irregularidades en el flujo de combustible” de su monoplaza.
La primera salida de la Fórmula Uno en 2014 fue en falso. Una avería del francés Jules Bianchi de Marussia provocó la bandera amarilla en pista, una nueva vuelta de formación y un giro menos al cómputo global de la carrera.
La segunda sí que fue buena, especialmente para Rosberg, que transitando por la derecha fue capaz de superar a Hamilton y Ricciardo, haciéndose con el liderato ya en el primer giro.
Hamilton, que no hizo más que perder posiciones desde el inicio, lo cual atestiguaba que tenía problemas, tuvo que abandonar en la cuarta vuelta tras un mensaje del equipo que le reclamaba dejar el coche en los talleres. Poco después, Mercedes comunicaba que era un problema en los cilindros del motor lo que motivó la retirada del piloto inglés.
El tetracampeón mundial, Sebastian Vettel, sería el siguiente en abandonar, apenas una vuelta después, por problemas en su motor que hacían que terminara anticipadamente un fin de semana para olvidar.
El paseo de Rosberg hacia el triunfo se completó hasta la bandera a cuadros, mientras el interés del público se situaba en la posibilidad de que Magnussen desposeyera a Ricciardo, con un ritmo menor, del segundo puesto. El australiano consiguió recuperar ritmo y dar a sus paisanos la alegría de la mañana, pese a que horas después fue descalificado por los jueces de carrera.
El resultado en pista fue alterado por una decisión de los jueces, que anunciaron la investigación de “irregularidades” en el flujo de combustible de Ricciardo, limitado por la FIA a 100 kilogramos por carrera, y que anunciaron la descalificación del australiano pasadas cinco horas de la conclusión de la carrera.
De esta manera, todos los pilotos ascendieron un lugar, y los dos McLaren, Magnussen y Button, acabaron en el podio.
Con la victoria en Australia, Rosberg suma su cuarto triunfo en la Fórmula Uno, y reafirma el dominio que Mercedes exhibió desde los segundos entrenamientos del viernes.

Australia
EFE

Ver comentarios