Enviar
Antonio Alvarez, ex candidato de Unión para el Cambio y ahora nuevamente militante de Liberación Nacional, considera que hay sectores dentro del partido que cuestionan su participación en la campaña
“Rodrigo Arias preferiría que yo no tuviera protagonismo”
• Político reconoce que asiste a reuniones y debates a título personal y que aspirará a la Presidencia en 2014

Carlos J. Mora
[email protected]

Tras casi dos años de haber vuelto a las filas del Partido Liberación Nacional (PLN), luego de probar suerte electoral en Unión para el Cambio, Antonio Alvarez Desanti aún experimenta el recelo y la cautela que varios sectores del partido mantienen hacia él.
En una entrevista con LA REPUBLICA el ex diputado, ex ministro de Planificación y ex candidato presidencial aseguró que existen “presiones y celos” por su retorno y el trabajo actual que realiza en la campaña electoral, según dijo por la amenaza que su candidatura en 2014 pueda representar para otros eventuales aspirantes.

¿Cuál es actualmente su papel en la campaña electoral dentro del Partido Liberación Nacional?
Bueno ya comenzó la campaña como tal. En lo que a mí respecta estoy dentro de lo que es el programa de gobierno. Laura (Chinchilla) me encargó un capítulo que se llama foros regionales, el cual consiste principalmente en que hagamos reuniones de trabajo en diferentes lugares del país para discutir con la sociedad las necesidades y oír su planteamiento para luego elaborar el plan.

¿Cómo es su experiencia de volver a una campaña electoral dentro del PLN después de haberse ido, hacer casa aparte y luego regresar al PLN?
Ahora lo veo natural, pero durante la lucha de tendencias fue un reencuentro con mucha gente con la que había trabajado, donde volvimos a restaurar los lazos políticos, porque los de amistad no los habíamos perdido. Ya me siento en condiciones normales y como un liberacionista más.

¿Cree que ya recuperó totalmente la confianza del liberacionismo?
Yo no sé si el tema es la confianza. Me parece que la confianza del liberacionismo no la había perdido, sino que había un resentimiento o reclamo de que me había ido del partido, ahora la gente ve que estoy trabajando por la bandera verdiblanca y entregado a la campaña.

Usted fue invitado a un debate organizado por una revista de temas políticos el pasado 8 de octubre. Pocas horas antes de ese debate circuló un comunicado en donde René Castro, jefe de campaña de Laura Chinchilla, aclaró que quienes iban a asistir lo hacían “en su carácter personal”, por ende que no representaban las ideas y planteamientos del partido ni de Chinchilla…
La invitación de la revista fue a título personal, pero hay que ver algo, cuando se está en una campaña política hay gente que en cuanto ve una cámara de televisión o fotográfica quiere aparecer. Hubo mucha presión de gente porque iba yo a ese debate, entonces el partido se vio en la obligación de aclarar que la invitación fue a título personal.

¿Presión de quién?
Yo en ese momento no quise entrar en detalle, ni ahora tampoco, pero sí me dijeron que había un alboroto entre la gente por mi participación, que cuestionaban por qué iba yo y no otro.

¿Qué pensó cuando circuló ese correo?
Fue improcedente porque yo estaba ahí como liberacionista. Fue inconveniente y sobraba, pero respeto la decisión que tomó en ese momento René Castro.

¿Cuál es su relación con René Castro?
Mi relación con todos es buena, yo no estoy en el PLN ni en la campaña peleando con nadie, pero por supuesto que uno ya ve la sombra de 2014. Hay personas con aspiraciones por esa campaña que promueven esos celos y presiones y René se vio presionado por esos aspirantes a la candidatura de 2014.

Usted es uno de los aspirantes a 2014…
Sí, lo he reconocido. Pero vuelvo a decirlo, la invitación a ese debate fue a título personal.

¿Entonces usted ya empezó su carrera a la Presidencia para 2014?
No, es solo que me han hecho invitaciones y me las siguen haciendo a título personal, tengo varias y voy a participar.

¿Quién lo invita?
Muchas personas y diversos sectores.

¿Cuál es su relación con Rodrigo Arias y Oscar Arias?
Lejana, bastante lejana a decir verdad.

Usted acaba de hablar de celos y presiones, ¿quién le tiene celos a usted que quiera truncarle sus aspiraciones para 2014?
Los celos, las aspiraciones y ambiciones de la gente la hacen muchas veces tomar decisiones irracionales, como esto de la presión para que circulara este correo. Lo que me parece absurdo porque aún no ganamos la campaña de 2010 para pensar en la de 2014.

Pero usted también está pensando en la campaña de 2014…

Lo que pasa es que yo nunca he negado mi aspiración presidencial.

¿Quién le tiene celos a usted y a quién le genera celos su candidatura?
(Silencio) Me parece que si yo renunciara a mi aspiración presidencial todos serían amigos míos y no habría celos de nadie. Rodrigo Arias preferiría que yo no tuviera protagonismo.

Entonces sí está trabajando ya en su candidatura…
Me parece que a la vista de los otros mi precandidatura luce como una más. Yo soy conocido en el país, volví al PLN, la gente me está viendo trabajar con lealtad y eso genera temores para algunos de lo que pueda pasar a futuro.
Ver comentarios