Riesgo económico podría venir de afuera
Para mí vamos a tener unos años veinte muy duros, por dicha creo que viene una discusión fuerte con la reforma fiscal, indica Leiner Vargas, economista de la UNA. Gerson Vargas/La República
Enviar

Reforma fiscal y nuevos emprendimientos son parte de las soluciones

Riesgo económico podría venir de afuera

Vienen dos años parecidos a este, luego podrían cambiar las cosas

El principal riesgo en el mediano plazo para nuestra economía podría venir de afuera. Se trata de la política monetaria de los países desarrollados, principalmente los que son socios nuestros.

201307282223430.n44.jpg
Ante ello, son pocas soluciones que tendríamos hoy para afrontar un cambio que es cíclico en la economía externa. La solución implicaría una reforma fiscal, ver otras formas innovadoras de crecimiento y crear nuevos emprendimientos que generen mayor producción.

El problema se dará cuando la política monetaria de Estados Unidos se convierta en restrictiva, lo opuesto a lo que es ahora.
Con esto presionaría las tasas de interés en ese país y por lo tanto desaceleraría la actividad económica de ellos, lo que eventualmente podría significar lo mismo para nuestras exportaciones.
Así también, podríamos ver un aumento en el tipo de cambio si es que los dólares empiezan a devolverse a Estados Unidos. Por esos dos lados se podría ver un tema de riesgo importante porque frena las exportaciones, nuestro nivel de producción y además haría que aumente el tipo de cambio.
“Si las tasas internacionales no se mueven, es poco probable que la tendencia de un regreso de capital a Estados Unidos y que nosotros tengamos un problema principalmente donde el tipo de cambio se iría para arriba sea algo del corto plazo. Eso sí, para finales de 2014 se podría ver un cambio de tendencia y eso podría ocasionar que nos enfrentemos con una situación de pérdida de liquidez de la economía internacional, dijo Leiner Vargas, economista de la UNA.
“Es un patrón histórico, el gran problema y debilidad es que nuestra economía, si usted la analiza en 2005 y luego hace lo mismo en 2014, uno ve como esta padece los mismos males, hemos perdido una década discutiendo qué hacer, pero al final de cuentas no hemos hecho nada para aprovechar en temas de obra pública, infraestructura, cambiar las condiciones estructurales del crecimiento”, agregó Vargas.
Si vemos nuestra tasa de crecimiento, es muy baja; tenemos una tarea pendiente como país y son cosas medulares que al próximo gobierno no se le pueden quedar pendientes como lo son la reforma fiscal, la infraestructura, sostener la seguridad social.
“Vamos a tener unos años veintes muy duros, por dicha creo que viene una discusión fuerte con la reforma fiscal, el que piense que con lo que tenemos actualmente se puede salir de la situación, que se vaya para otro país porque eso no es así”, explica Leiner.
No podemos pensar que con superávit de instituciones públicas vamos a salir del problema del déficit o empezar a hablar que hay que cobrar mejor los impuestos, porque en el tiempo eso nunca se ha ejecutado, se tiene que entrar de lleno, y tenemos que cambiar las bases de un crecimiento.
Con esto los líderes no pueden pensar solo en demanda de productos y servicios, tiene que pensarse también en ofertas con condiciones de infraestructura, tecnológicas y que aparezcan nuevos empresarios que hagan crecer con sus emprendedurismos los componentes de nuestra economía.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios