Enviar
Respuesta a Eduardo Doryan


Eduardo Doryan, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, preguntó con asombro a un periodista de este medio, ¿por qué LA REPUBLICA está tan interesada en defender el Instituto Costarricense Contra el Cáncer (ICCC)?
Más bien la pregunta del doctor en economía, hoy a cargo del Seguro Social, nos asombra ya que él sabe que el cáncer representa la segunda causa de muerte, y la mala atención que se le da llena de quejas y demandas a la institución.
Nuestro interés no ha sido defender el ICCC, sino respaldar lo que nos parece a todas luces obvio, la creación de un hospital especializado para la atención del cáncer.
Durante diez años de existencia del ICCC, mucho se ha hablado sobre las ventajas que traería un Hospital del Cáncer, pero en las últimas administraciones y pese a que una ley indica como “objetivo primordial” su construcción, hoy se ponen oídos sordos a los llantos de enfermos que suplican por una pronta atención, forzados a esperar meses por cirugías y tratamiento.
Sordos también algunos diputados, que no han tenido la “voluntad” para enmendar la ley del ICCC, a la cual la Sala Constitucional le diagnosticó tres años más de vida de no reformarse.
Entonces, muchos se frotan las manos ante los más de $54 millones recolectados por el ICCC, con los cuales se debía haber empezado hace años a levantar el edificio especializado.
Mientras tanto, la Caja ha sido forzada a comprar servicios médicos a instituciones privadas. Ante la falta de equipos e instrumentos y capacidad para atender la demanda de los pacientes tuvo que recurrir al sector privado.
El cáncer es un mal que requiere pronta atención. Una enfermedad cuyo diagnóstico temprano puede salvar vidas.
¿Cómo entonces cruzarse de brazos y ver todo este sufrimiento mientras burocráticamente se han empeñado en desechar la posibilidad de construir un Hospital que abriría esperanzas para los costarricenses?
¿No tenemos presente el éxito del Hospital de Niños o el de la Mujer? ¿Por qué será que la mayoría de países en la región cuentan con centros especializados para la atención oncológica y Costa Rica no?
Sí, don Eduardo, LA REPUBLICA está a favor de un Hospital del Cáncer, por solidaridad con quienes no pueden pagar un servicio privado, ni demorar su tratamiento mientras padecen y suplican.
Consideramos que distribuir el dinero para “fortalecer” la red oncológica nacional no es la mejor solución. Es preferible usar los recursos recaudados de los bolsillos costarricenses, para materializar un Hospital del Cáncer que permitiría especializar personal y concentraría servicios de diagnóstico, cirugías, hospitalización, radioterapia, quimioterapia, lo que a su vez descongestionaría los ya saturados hospitales.
Ver comentarios