Republicanos enfrentan baja en apoyo de ejecutivos
Enviar
Republicanos enfrentan baja en apoyo de ejecutivos

Los Angeles-Decenas de ejecutivos que apoyaron la reelección del presidente George W. Bush en 2004, entre ellos algunos de sus mayores recaudadores de fondos, ahora están ayudando a los demócratas que se postulan a la presidencia.
John Mack, máximo responsable ejecutivo de Morgan Stanley, Rupert Murdoch, presidente de News Corp., y Terry Semel, presidente de Yahoo! Inc., se encuentran entre unos 60 ejecutivos que están escribiendo cheques a demócratas como los senadores Hillary Clinton de Nueva York y Barack Obama de Illinois, muestra una revisión de expedientes de la Comisión Federal de Elecciones de Estados Unidos.
En tanto una amplia mayoría de líderes empresariales aún respalda a los republicanos para 2008, la estatura de algunos de los que están donando a los demócratas indica que ese apoyo puede estar socavándose al cabo de siete años de presidencia de Bush. Algunos ejecutivos expresaron preocupación sobre posiciones republicanas en materias que van desde la guerra en Irak y la investigación de células madre hasta el calentamiento global y el déficit fiscal.
El cambio en patrones de gasto político es “muy inusual”, dice Fred Wertheimer, presidente de Democracy 21, un grupo con sede en Washington que promueve la reforma de financiación de campañas.
“Normalmente, si hay insatisfacción con el gobierno, uno trata de imaginar a quién en el partido de uno se apoyará en la próxima elección”, dice. “Uno no busca otros partidos”.
La victoria demócrata en las elecciones legislativas de noviembre pasado puede haber generado un mayor interés en el partido. “El dinero tiende a seguir a la gente que tiene el poder”, dice Wertheimer.
Bush se mostró despreocupado el viernes anterior, de que pudiera afectar adversamente las probabilidades republicanas el año próximo. Cuando se le consultó en una conferencia de prensa en la Casa Blanca si era “una ventaja o desventaja” para afiliados de su partido que buscan la elección, contestó, “Una fuerte ventaja”.
No obstante, algunos de sus partidarios más firmes están vacilando, o al menos repartiendo sus apuestas.
Sig Rogich, director general de Rogich Communications Group en Las Vegas, recaudó al menos $200 mil para Bush en 2004, consiguiendo la designación de “Ranger” (Llanero) por parte de la campaña. Este año, Rogich dio $2.300 al gobernador Bill Richardson de Nuevo México, demócrata, y $4.600 al senador John McCain de Arizona, republicano, según los registros electorales más recientes, que llegan hasta el 30 de junio inclusive.
“Los conservadores tienen dos creencias centrales”, dice Rogich. “Son partidarios de menos impuestos y menos gasto”. El gasto federal es “el más alto en la historia de la nación”, dice.
Mack, de Morgan Stanley, otro de los Rangers de Bush, realizó un acto de recaudación de fondos para la senadora Clinton en julio.
“Cuando se trata de apoyar un candidato político, siempre he mirado más allá de las etiquetas partidarias a la persona que he creído que era la mejor para el puesto y la más capaz de liderar el país”, escribió Mack a ejecutivos de la compañía con sede en Nueva York, explicando su elección. “Personalmente creo que esa persona es Hillary Clinton”.
Murdoch, quien donó $25 mil al Comité Nacional Republicano en 2004, le ha dado a Clinton $2.300. Semel de Yahoo!, de Sunnyvale, estado de California, quien donó $2 mil a Bush en 2004 y $50 mil al Comité Nacional Republicano, ha dado el máximo, $4.600, a Clinton y $2.300 a Obama.
El Comité Nacional Republicano dice que los ejecutivos continuarán apoyando de manera abrumadora el partido, mencionando las posturas de los candidatos en cuestiones como el recorte de impuestos y la limitación de las demandas judiciales.
“Esperamos plenamente que nuestro candidato tenga los recursos para realizar una campaña exitosa”, dice Dan Ronayne, un portavoz del comité.
Hasta el más reciente periodo registrado de la Comisión Federal de Elecciones, los tres principales candidatos demócratas —Clinton, Obama y el ex senador por Carolina del Norte John Edwards— recaudaron más que los tres principales republicanos —el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani y McCain— por $145,2 millones frente a $103,3 millones.

Ver comentarios