Enviar
Martes 19 Julio, 2016

Costa Rica se convierte en sede de uno de los más importantes eventos en materia portuaria de Centroamérica: la Reunión Portuaria del Istmo Centroamericano, mejor conocida por su acrónimo REPICA, que se llevará a cabo del 19 al 22 de julio en nuestro país

REPICA y la modernización de nuestros puertos


Tras el hito que constituyó la inauguración del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá y su nuevo carril de circulación, Costa Rica se convierte en sede de uno de los más importantes eventos en materia portuaria de Centroamérica: la Reunión Portuaria del Istmo Centroamericano, mejor conocida por su acrónimo REPICA, que se llevará a cabo del 19 al 22 de julio en nuestro país.
El escenario no podía ser más propicio: existen nuevos retos, nuevos desafíos hacia los cuales Centroamérica debe avanzar en una misma línea: la modernización de su infraestructura portuaria para garantizar mejores cuotas de efectividad y atender barcos de mayor envergadura. El proceso ya se echó a andar en otras naciones como Colombia o Chile y, producto de la ampliación del canal interoceánico en Panamá, este 26 de junio, se intensificará durante los próximos años.


En este sentido, REPICA representa más que un evento sobre temas marítimos y portuarios, un foro de análisis, una plataforma de reflexión sobre las mejoras que deben implementarse en el país para garantizar la eficiencia de una actividad comercial que tiene un gran impacto en nuestra economía —de hecho se calcula que alrededor del 80% de las mercancías que se importan y exportan en Costa Rica se hace por vía marítima y tan solo un 20% llega por tierra o por aire—.
Por esto es de gran importancia poner sobre el tapete las interrogantes fundamentales: ¿Cómo se puede potenciar el desarrollo portuario en los países para que estos sean más competitivos? ¿Cuáles cambios deben introducirse de cara a la globalización de los procesos de transporte de carga? Estas son, a grandes rasgos, las cuestiones esenciales a tratar en esta edición XXXVIII de REPICA, la cual contará con la participación de Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, así como de los miembros observadores de México y Colombia, entre otros países.
Durante la reunión se abordarán temas de gran relevancia que van desde conferencias sobre modernización y planificación portuaria hasta charlas sobre seguridad marítima.
En esta línea es importante subrayar que, al contar con la participación de más de ocho naciones, así como de importantes representantes de empresas públicas y privadas que operan puertos y terminales en los diferentes países de la región, REPICA se convierte en una plataforma ideal para el intercambio de experiencias e insumos entre actores del sector portuario, con miras a optimizar el desempeño de esta actividad económica en Centroamérica.
Específicamente, REPICA es la oportunidad para conocer de primera mano cuáles son los proyectos nuevos o expansiones que se están llevando a cabo en otras naciones y qué podemos aprender y aplicar en términos de desarrollo y administración de puertos, así como en programas de ampliación y modernización de infraestructuras y tecnologías en Costa Rica.
En segundo término, la reunión constituye también la oportunidad para que la nación promueva sus proyectos de trabajo en un foro de trascendencia, con el objetivo de generar conexiones productivas y acuerdos que beneficien al comercio nacional. El propósito es llamar la atención de los otros países sobre las inversiones que se están realizando en Costa Rica, para que puedan usar nuestros puertos para realizar sus importaciones y exportaciones.
En este sentido, el Estado costarricense ha venido apostando por el desarrollo de importantes proyectos que vendrán necesariamente a traer beneficios para el país, tales como la concesión de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) que permitirá, por primera vez en la historia de Costa Rica, atender los buques tipo Post-Panamax de hasta 8.500 (TEU). El beneficio potencial de esto es evidente y nos llama a aprovechar las oportunidades.
Todas estas características hacen de REPICA una actividad de gran importancia. En la coyuntura actual de cambio, con la ampliación del Canal de Panamá y la modernización de los puertos en el resto del continente, si Centroamérica quiere entrar a competir en el sector, es necesario generar reflexiones críticas que permitan elaborar conclusiones productivas de hacia dónde vamos. Nuestra región debe formar parte de este proceso de transformación.

Pablo Ulloa
Gerente Comercial de APM Terminals Moín