Enviar
Salen jerarcas encargados de reparar vías
Remezón en el Mopt

Cambios se dan porque entidad no estaba preparada para el reto, dijo Presidenta

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt) sufrió un remezón.
Ayer se anunció que los dos jerarcas encargados del programa de reparación y construcción de carreteras dejarán sus puestos en las próximas semanas.
Se trata de María Lorena López, viceministra de Infraestructura y Concesiones, y de Carlos Acosta, director ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).
Un exministro de esta cartera durante la década de 1980 y un ingeniero del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) asumirán las plazas que quedarán vacantes a partir del 1° de mayo.
Los cambios se dan un día después de que el Banco Centroamericano de Integración Económica le otorgara al Mopt un crédito por $340 millones precisamente para reparar y ampliar la red vial.
La salida se da porque el Ministerio no estaba preparado para enfrentar el reto de inversión que se viene, comunicó la presidenta Laura Chinchilla, a la salida de la reunión semanal con sus ministros.
Para el segundo semestre de este año vamos a impulsar obras como el país no recuerda en 20 o 30 años, prometió la gobernante.
Más tarde Francisco Jiménez, titular del Mopt, comunicó que López dejaba su cargo porque se acogía a la pensión y estaba enferma —trabajó 36 años para el Ministerio— y que Acosta asumiría otras funciones de dirección de proyectos, dentro del Conavi.
A su vez, el Ministro negó que la salida de los dos jerarcas encargados de los temas de vialidad tenga relación con fracasos que ha sufrido el Ministerio en obras sonadas como la reparación del puente sobre el río Virilla, más conocido como el de la platina.
Los dos funcionarios que abandonarán pronto sus puestos han dirigido la negociación de la millonaria agenda vial que impulsa esta administración y que incluye obras por más de $1 mil millones, provenientes de créditos externos.
No obstante, aún no han logrado arrancar con la construcción de ninguna de las obras que se financiarán con esos créditos internacionales.
Dos de los proyectos incluidos en esa agenda solo están a la espera de la orden de inicio.
Uno es la ampliación del tramo entre Cañas y Liberia, en la carretera a Guanacaste, con una inversión cercana a los $100 millones.
La construcción del corredor Noratlántico es otra obra que solo requiere el banderazo. Consiste en una nueva carretera que unirá la zona norte con el Caribe.
Conocido como Bajos de Chilamate-Vuelta de Kooper, el proyecto tendrá un costo por arriba de los $70 millones.
La plaza que dejará vacante López será asumida por Luis Llach, quien se desempeñó como viceministro y ministro de de Obras Públicas y Transportes en la primera administración de Oscar Arias.
Por su parte el ingeniero José Luis Salas, quien trabaja para el ICE, asumirá la dirección ejecutiva del Conavi.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios